- COLECCIÓN LITERARIA -

- OBRA  COMPLETA -

 


 

 

 


Obra de original conocimiento filosófico, consta de dos partes:
la primera, es  un ensayo en donde por primera vez en el mundo,
sin precedentes se ha logrado  formular y sustentar racionalmente
 la teoría de las piedras se aman; previo al estudio concienzudo,
se ha advertido de la existencia de una voluntad extrahumana,
que relaciona la intimidad de las piedras, con las bondades de la
sensibilidad de los fenómenos afectivos emocionales vinculados al amor.
La segunda parte, es un poemario, que consta de sesentisiete cantales,
en donde el autor, con la sensibilidad poética peculiar que le caracteriza,
se inspira en el mundo interno de la piedra y en el misterio de su existencia,
atribuyéndole un valor y sentido vital en la participación
de nuestra vida cotidiana y humana.    

 


 

L A S   P I E D R A S 

S E   A M A N

 

(ENSAYO FILOSÓFICO)

 

( I )

 

 De

 

 A. ARNULFO MORENO RAVELO

-1997-

Colección Nº 12

115 págs.

 

Lima-Perú

 

1997

 


   

 

 

         El amor es la fuerza

                 coherente de los cuerpos.

                                        A.A.M.R.

        


  

PRIMERA PARTE

 


 

 

PROLOGO

 

Si al escritor Nacional Julio Garrido Malaver se le considera como el poeta de la dimensión de la piedra; al brillante Abogado y Administrador Alipio Arnulfo Moreno Ravelo, se le puede considerar como el Filósofo de la piedra. Esta afirmación lo hago sin riesgo de perdida no solamente por su original reflexión filosófica “Las Piedras se Aman” sino porque este ilustre abogado desde adolescente escolar se asombro de la relación y la correlación de la piedra (objeto conocido) con la persona (objeto cognoscente) haciendo así-desde su temprana edad- hablar a la naturaleza con sus reflexiones ingenuas pero barnizadas de profunda filosofía y por cuanto este nuevo barro pensativo es producto del suelo Pallasquino, cuna de grandes intelectuales (Felix Alvarez Brun- Diplomático del Perú en el extranjero; Orestes Rodríguez Campos Ministro de Trabajo y Proyección Social, Alejandro Toledo Manrique, Actual Candidato a la Presidencia de la República, y otros ilustres personajes.

 

Pecando de repente ingenuamente, podría también decir que Arnulfo es producto del suelo Tauquino, cuna de grandes folkloristas que sin saber que es metafísica mentalmente se trasladan al más allá y por ejemplo en uno de sus versos nos dicen:

 

                                     “Mañana cuando me muera

                                        me pondrás mi sombrerito,

                                        pueda ser que en la otra vida

                                        me agarre un triste aguacero”.

 

Si a este verso le sometemos a un análisis metafísico, tenemos que decir que si tiene un contenido metafísico porque su imaginación es tan profunda que piensan que en el más allá también llueve que parangoneando con las inspiraciones del insigne poeta metafísico Cesar Vallejo que dice: “Dios esta enfermo, porque si Dios hubiese sido hombre, hoy supiera ser Dios”, son inspiraciones semejantes porque ambos hablan del más allá saliéndose mentalmente del mas acá.

 

Haciendo mas apología a la reflexión filosófica “Las piedras se aman” obra que este ilustre abogado, puedo y debo decir que no se le puede negar el espíritu metafísico ya que todo ente (piedra) tiene un esencia de la esencia del ente universal (toda la realidad circundante) una de las esencias de la realidad circundante es el amor, de esto se  arguye que como el ente universal tiene una esencia amorosa, entonces la piedra que es un ente del ente universal también tiene una esencia amorosa que hace que las piedras se amen e incluso promuevan amor, como las piedras rosadas de cuarzo, como las piedras del centro metafísico del mundo- Machu Picchu- que hacen amar a nuestro pasado histórico trascendente o como las piedras de los edificios preincaico de la ciudadela de Pashas (edificios de piedra de tallado fino aproximadamente a un kilometro al sur de la urbanización La Pampa de Cabana, Capital de la provincia de Pallasca - Ancash) que han promovido en mi -muchas veces- un desbordante impulso amoroso hasta el punto que a estas piedras los he besado y las he abrazado ardorosamente con los “maderos curvados de mis huesos húmeros”.

 

Los estudioso de la Filosofía, como el suscrito, y los Filósofos del Perú y de América Latina debemos estar sumamente orgullosos por la vigencia de esta nueva teoría “Las Piedras se aman” y lo que es mas, debemos estar orgullosos porque Arnulfo Moreno Ravelo, Abogado de talento, ha arrancado de la naturaleza uno de sus secretos, de los tantos secretos, que aguarda y que como abogado lo confirmará apologéticamente.

 

 

 

 

                                               Pedro Sifuentes Portal

                               Profesor de Filosofía de Educación Superior   

 

 


 

 

 

PREFACIO

 

 

Desde niño siempre admiré la naturaleza. Cuando salía al campo, durante los meses de cosechas; el cielo por las noches, el cielo era mi deleite y filosofía. Pasaba horas y horas, observando el movimiento de las estrellas, que parecían desplomarse a un extremo del cielo, y cada fenómeno que en el cielo se producía, despertaba mi admiración y curiosidad.

 

Recuerdo aquellas “parvas”, que previamente hacían los “partidarios” de nuestros terrenos, en un lugar adecuado, para la ciega de los trigales; en donde era depositada la mies después de haber sido, segada, con la hoz afilada. Se amontonaba en la "parva", para que luego dos, tres o cuatro caballos, según la existencia en el lugar, de estos útiles animales, para el campo y el hombre, trillaran paso a paso, calmadamente girando en círculo, imitando a los planetas del sistema solar, sin manifestar cansancio alguno. Posteriormente se procedía a separar el grano de la paja quebrada, con ayuda del vientecillo que venía del oeste, traída por la friolenta tarde, con un sol semi apagado, serenamente se iba en declive hacia el poniente, para perderse como una simple bola de cristal anaranjada, en el seno del extenso horizonte crepuscular.

 

Cuando se trataban de las cosechas de maíz en los terrenos de “Apipuc” o “Paccha”, (Hualalay-TAUCA), los partidarios juntaban el maíz aún con sus mazorcas, en un extremo del terreno, y por la noche se asaban los "chiclayos" o calabazas. Mis hermanos Manuel, Jesús y yo, jugábamos con los hijos de los partidarios, hasta cansarnos y después, hacia lo alto se observaba un extenso manto azul oscuro poblado de muchas estrellas, algunas se desplazaban en grupos y otras solitarias.

 

Preguntábamos a mis padres y ellos nos decían los nombres de algunas constelaciones siderales, como la “Cruz del Sur”, las “Tres Marías”, “El Río Jordán”, que se desplazaban en sentido circular. Me preguntaba ¿dónde irán a caer?, ¿cuál será su destino? –si el cielo no tiene extremos y menos fin- ¿por qué no se trasladan en otro sentido?; perdiéndose hacia el fondo del firmamento o viniendo hacia la tierra; ¿el espacio será el vacio?. Todo era un gran misterio, sin respuesta alguna; pero en estos lugares, nació en mi la idea de una energía y fuerza que existe, en todos los cuerpos del vasto firmamento.

 

Cuando íbamos con toda la familia a nuestra casa de campo denominado “Tapugón”, semanas, a semanas; todo teníamos: agua, leña, pastos, papas, trigo, habas, alverjas, etc.; este lugar quedaba a poca distancia de la ciudad de Tauca, se contaba con una casa de una planta y de regular extensión, había una poza de agua, que abastecía para regar el terreno y además, pasaba por el mismo centro del terreno la carretera que va de Tauca a Cabana, pues, estos lugares, fueron los que me incentivaron la inspiración poética de su ubicación verdosa y de sus arboledas de alisos al viento fresco de sus mañanas y tardes.

 

En agosto  de 1956, como alumnos del quinto año de la Escuela Rural Prevocacional Nº 295 de Tauca, mis compañeros y yo, realizamos una excursión camino al cerro de Angollca, a cargo del maestro Víctor Alvarado Hidalgo. Todos ansiosos y sin sentir cansancio ascendimos a la cumbre, aproximadamente a medio día y en pleno sol llegamos por primera vez a la cúspide del cerro, parecía que teníamos al sol más cerca y con más intensidad sentíamos su calor.

 

¡Que alegría! ¡Que divertido! Fue contemplar desde la cumbre de un cerro la belleza de la naturaleza. Al Este, se veía el nevado de una cordillera, su blancura de cristal se perdía, bajo un cielo azulado, veteado de leves nubecillas, que tranquilamente se profundizaban en un silencio eterno. Al Oeste se columbraban muchos cerros cansados sin vegetación, algunos coloreados de un amarillento azufrado y otros de un verdoso oscuro de antigüedad, que desaparecían en el horizonte. Hacia las profundidades se observaba un verde natural de siembras y de arboledas, que ondulando se iban ocultando entre las concavidades de las vertientes.

 

         Durante el descenso, se apreciaba con mayor atención, el estrecho y sinuoso camino de imperfectos bordes, la escasa vegetación, los azulados y cobrizos peñascos veteados de blanco, los restos de grises y pedruscos minerales, lavados por las lluvias de invierno, y las piedras cristalizadas en diversas formas, refractaban los rayos solares de las tres de la tarde, dándoles colores característicos de un paisaje del atardecer. Sentí tanta admiración por ellas, que luego los recogí las más bonitas  en mi alforja de labor, de un tejido de algodón de color azul y blanco, con columnas de hojas de rosas y coquitos. Mientras el viento a lo lejos silbaba dentro de los pajonales, y los cerros se hacían más tristes y alejados, la tarde se deslizaban tras de nosotros, oscureciendo el empolvado camino que a distancia, sequecido y terroso, se quedaba en el recuerdo.

 

Posteriormente en el año 1957, cuando estudie los primeros años de secundaria en la ciudad de Cabana, capital de la Provincia de Pallasca, Ancash; se amplió mi conocimiento sobre las propiedades de la piedra, y entonces trate de formular con mayor razonamiento estas ingenuas teorías, les he dado esta denominación, por haber surgido de una sencilla actitud observativa y de una pura casualidad sincera, en aquellos momentos de la curiosidad de un joven que admiraban la naturaleza y que a esa edad se le ocurría saber si las piedras podían tener los estímulos sensitivos del amarse como todos los seres vivientes.

 

De la observación cotidiana de estas piedras cristalizadas, de un brillo vidrioso, blanco color, tan dura y resistente, de formas poliédricas, de una textura homogénea y regular en sus lados y ángulos, con características propias dadas por la naturaleza, sin la intervención de la mano del hombre; surgieron estas ingenuas teorías que me llevaron a sostener la existencia de una suerte de voluntad interior en las piedras, que las hacían formarse y unirse, con gran dureza, y exactitud en sus lados y ángulos sin excederse en sus dimensiones ni en sus formas inconfundibles.

 

Así fue, el paisaje natural, y la contemplación de sus serenas noches, me inspiraron estas ingenuas teorías, que en estas páginas se van a leer; las he llevado con tanto cariño, más de 38 años y las he acariciado tiernamente tantas veces sobre mi corazón,  sus latidos profundos de rosa, han escrito parte de mi vida y ha sido el deleite de mis silenciosas horas, para plasmar en la más honda inquietud de mis  anhelos de escribir, sobre la existencia de una voluntad extrahumana, que relacione la intimidad de las piedras con las bondades de la sensibilidad del amar y de apreciar de las personas  con las cosas, que nos buscamos ya sea físico o imaginaria dentro de ese conjunto de fenómenos afectivos, emocionales y que nos vinculamos entre si, unas respecto de otras; confrontando al mundo real con los demás mundos posibles de la metafísica, invocando a los entendidos de la filosofía, dispensar mi modesto entendimiento, que solamente persigue como y único propósito de deleitarse inteligentemente para la existencia universal de la vida y no llevarlos en silencio al más lejano de lo desconocido.

 

                                                   A. Arnulfo  Moreno Ravelo.

 

 

 


 

PALABRAS PREVIAS A LAS
INGENUAS TEORIAS

 

Realicé mis estudios secundarios, en el Colegio Nacional Mixto Pallasca, que funcionaba en una casona alquilada de dos pisos en Cabana, capital de la Provincia de Pallasca, Departamento de Ancash. Fue aquí, que cuando cursaba el tercer año de secundaria, en un aula del segundo piso, me permití ante mis compañeros explicarles el sentido de mis ingenuas teorías y gracias a ellos que tuvieron la paciencia de escucharme.

 

El día domingo 22 de Noviembre de 1959, en la ciudad de Cabana, traté de bosquejar los fundamentos de mis teorías en tres pequeños cuadros; para ser expuesto al día siguiente en alguna hora libre que se presentara por ausencia de alguno de los profesores.

 

Fue entonces, que a las 10 de la mañana el día lunes 23 de Noviembre de 1959  a horas 10 de la mañana, aprovechando la hora libre por ausencia del profesor Silva del curso de Geografía, y con la presencia de la profesora Judith Nieto Mendoza, quien nos había solicitado, en forma individual se presentara algún tema relacionado con el curso de filosofía, tuve la oportunidad de iniciar la exposición de esta fascinante inquietud, que por vez primera las daba a conocer a mis condiscípulos de aula. Atentamente me escucho la profesora, sentada en un extremó del aula y de vez en cuando, respondía una que otra pregunta que le hacia mis compañero. Al finalizar la explicación del tema, mi profesora fue la única  que pudo acoger mi inquietud, y mas tarde al terminar las secundaria, alentándome, tanto en mi vocación literaria, como también animándome en que tratara de escribir sobre este curioso y ansioso pensamiento; como se podrá advertir en el apunto biográfico, que la profesora escribió en el AMAUTA, “… Arnulfo Moreno.- Brigadiergeneral del colegio por tanto es una tauquino muy estrict, a la vez que es noble y caritativo, romanticopor lo que le llamamos  “el poeta del amor”; està escribiendo algunas obras literarias y filosóficas. Afirma que en una de sus obras demostrara racionalmente que “Las Piedras se aman”. Le deseamos muchos triunfos en el porvenir… “ ; ha este apunte biográfico del alumno, le agregamos lo que la misma profesora escribiera en el editorial. “… Esta voz que es la voz de mi profesora, tiene por finalidad exhortar a los alumnos que egresan para que tengan la plena seguridad de que solamente el estudio es el que labra el porvenir halagüeño, cuando en el se pone fe y la decisión profunda de llegar a ser lo que quiso ser… Alumnos de hoy y exalumnos del mañana un consejo mas para cada uno de ustedes: Sufre y el sufrimiento te hará fuerte; estudie y el estudio te hará grande…” . (AMAUTA, Cabana 6 de Enero de 1962).   expuse en el aula del tercer año de secundaria del Colegio Nacional  “Pallasca”  Cabana, que se ubicaba en ese entonces en el segundo piso de una casona alquilada; esta casona fue su primer local; era  en ese entonces también alumno de dicho año y plantel.

 

Mi teoría,  en ese entonces,  constaba de tres puntos; la primera,  “Un cuerpo en el universo no se puede aislar”; el segundo, “Un cuerpo no se divide totalmente de su original”;  y el tercero “Las piedras se aman”, ésta última causó un poco de admiración y tuve que explicarles y demostrarles punto por punto, no fue fácil convencerlos; pero, lo importante era que me atendían en silencio, me parece que se había apoderado de ellos, la  ya sea por curiosidad de saber como se producía este fenómeno el de que las piedras se amen. o porque les llamó la atención.

Les decía, que  el universo es uno; lo constituyen dos elementos esenciales: el espacio y la materia, que se encuentran inseparablemente unidos.

El espacio comprende la amplia y vasta extensión en donde se encuentra el aire y sus demás componentes. Es decir era la amplia y vasta extensión en donde se encontraban el aire y sus demás componentes. El aire no es mas que la mezcla de varios gases que constituyen la atmósfera terrestre y extraterrestre cuya características nos permite experimentar determinadas sensaciones físicas o morales, como ciertas costumbres o reglas de conducta, que podemos percibir, que también se encuentran comprendidos dentro de la realidad de la existencia universal; pues, no hay nada que se encuentre fuera de la realidad de la vida existencial.

 

La materia esta formada por la sustancia que compone los cuerpos físicos y se encuentran dentro del espacio como los átomos y las partículas que se dispersan entre los planetas y los astros, estos cuerpos naturales constan de dos principios inseparables, los de la fuerza y la energía, que van a generar los movimientos y las distancias de una ley de atracción entre la materia según a su extensión dimensional.

 

En consecuencia entonces, el espacio y la materia formaba este infinito universo que nosotros todos los días y todas las noches lo observamos de cualquier punto de la Tierra inagotablemente; y además nos encontramos rodeados de un mundo de cosas inextinguibles e inacabables, que viene a ser difícil de comprender su origen y que siempre hemos recurrimos a la Biblia, Génesis (cap. 1 vers. 1 al 31), en donde hemos aprendido que todo lo que vemos se dice que fue creado por Dios.

 

 

Cuando los hombres de la tierra, miraron a sus alrededores; veían cosas maravillosas, ante los cuales sus pensamientos filosóficos, se interrogaban dándose respuestas insatisfactorias.

 

Muchos de los hombres se quedaban enmarañados en las ideas dogmáticas, atribuyendo todas las creaciones maravillosas a un ser Supremo, Dios, de una divinidad que haya podido plasmar toda su arte y don de inteligencia en la naturaleza; por esta razón, los grandes sabios de todos los tiempos no han podido dar plenamente una respuesta a su origen.

 

Estas fueron las breves ideas, que en líneas generales antecedieron a mi explicación.

 

La concepción ingenua de los primeros seres humanos, que tenían frente a la realidad fue el reaccionar sorprendidos, con ciertos gestos articulados y según a su mentalidad superflua que solamente le permitía denominar con ciertos nombres; diferenciándose estas denominaciones, de grupo a grupo, de lugar a lugar; a consecuencia de las emigraciones que los seres humanos realizaban, por motivos de comercio, de cultura, etc.; que al intercambiarse estos primitivos conocimientos se llegó a formar un convencionalismo de los nombres y significados que el hombre primitivo había puesto a todos los objetos que formaban la realidad; como por ejemplo universo, tierra, hombre, amor, etc.


 

Que, de acuerdo a las investigaciones científicas, antiguamente se sostenía que la naturaleza de la materia se encontraba formada por cuatro elementos: agua, aire, tierra y fuego; y que estos elementos a su vez, se encontraban formados por otros elementos primarios llamados átomos indivisibles; y que posteriormente, en el siglo XX se ha llegado a demostrar plenamente que los átomos eran divisibles y que sus estructuras se encontraban formados por otras partículas más elementales todavía, que a simple vista eran imposibles descubrirse.

 

 


 

INGENUAS TEORÍAS

 

PRIMERA TEORÍA

 

Con ayuda de los cuadros gráficos hechos en el pizarrón, felizmente pude alcanzar una elocuente explicación procurando y pretendiendo convencer a mis compañeros de clase y así demostrarles que “UN CUERPO EN EL UNIVERSO NO SE PUEDE AISLAR”; puesto que, si nosotros desde el planeta tierra, mandamos hacia el espacio un cohete o una nave espacial al infinito, por más que se aleje, jamás llegará a sobrepasar el amplísimo y vasto universo; siempre el cohete o la nave espacial se mantendrá inmerso dentro del interminable e ilimitado universo. Pues, a cualquier extremo o dirección que tome o se dirija; siempre tendrá alrededor como entorno a estos dos elementos esenciales que  es el espacio y  la materia; es decir, que por mas que se aleje un objeto del planeta Tierra, (como punto de apoyo), ó de cualquier otro planeta del sistema planetario, no encontrará jamás el vacío absoluto; porque no existe en el extenso e inconmensurable universo.

 

Todos nos sorprendemos “ante el hecho de que mas allá de la matemática muy pocas veces se ven claramente estas consecuencias elementales”, como en la definición filosófica sobre el “espacio” sostenida por Kant que declaro “que el espacio es la forma de la intuición externa de los cuerpos o de las cosas que apreciamos diariamente con nuestros sentidos a vuestro entorno y que constituye el mismo universo.

 

Lenguaje inicial del enunciado teórico de identidad de la Primera Teoría:

 

                   El Cuerpo  + el no Vacio = es el Universo

                   El Universo  - el no Vacio = el no Cuerpo

                   El Cuerpo  - el Universo  = el no Vacio

 

Entonces:

 

                   El Cuerpo  + el no Vacio  = es el Universo

 

                      Formula de validez del enunciado:

 

 

 

 

SEGUNDA TEORÍA

 

En igual forma, expliqué y les demostré a mis compañeros de clase, que “UN CUERPO O MATERIA NO SE DIVIDE TOTALMENTE DE SU ORIGINAL”; Pués, en este caso, si cogemos un "pan" y la dividimos en dos partes, luego la colocamos sobre la mesa a cierta distancia de uno a otro, o en su defecto; en dos mesas separadas a mucho mas distancia; observaremos claramente, que este "pan" solamente se encontrará dividido en dos partes parcialmente; siempre se encontrarán unido, relacionado, enlazado, unificado y ligado relacionadas, conectadas o comunicadas entre sí a su original; tanto como por el espacio y el aire que intentan  las separan; así como también, por las materias que vienen a ser las dos mesas y la tierra.


 

Citando otro ejemplo, les decía; que si tomamos una jarra de cristal y con ella sacamos un poco de agua de una piscina o del mar; y nos procedemos alejarlos a una distancia alejamos considerablemente; o en su defecto, la elevamos a una altura de diez mil metros sobre el nivel del mar; a pesar de estos distanciamientos; no se ha podido separar ni tampoco dividir totalmente; pues, este objeto o elemento (el agua en la jarra ) siempre se encontrará ligado y unido a su materia original; no solo por el espacio o por el aire, sino que también se encuentra relacionados y comunicado por la tierra; es decir, que definitivamente ha quedado demostrado que  no existe una división total y absoluta de los cuerpos o de la materia, ni tampoco existe un comienzo ni un fin de la misma.

 

DESCARTES, uno de los más renombrados filósofos de la antigüedad, sostuvo lo contario a lo expuesto anteriormente, manifestando que si existía la divisibilidad, diciendo textualmente:”…confieso sinceramente que no conozco otra materia de las cosas corpóreas, sino aquellas que es totalmente divisible, dotada de ciertas figura y móvil, lo que los geómetras llaman cuantidad y que toman como objeto de sus demostraciones, y que no considero en ellas si no estas divisiones, figuras y movimientos; y que nada admitió de ellas como verdadero si no lo que se deduzca tan evidentemente de aquellas nociones comunes, de cuya verdad no me es posible dudar, que sirve para una demostración matemática. Y dado que con ello se pueden explicar todo los fenómenos de la naturaleza… pienso que no hay por qué admitir otros principios físicos”. (DESCARTES, Princp. Phil., II 64); en cambio, esta mi segunda teoría iba precisamente a refutar esta inconsistente afirmación de la divisibilidad de las cosas o de la materia.

 

Ahondando mas sobre el tema diremos que el hombre denomino universo a todo lo existente, formando una unidad, un todo de lo que existe y que esta existencia se encuentra formada por todo lo que es materia o sustancia.

La mentalidad humana denominó universo a todo lo existente, formando una unidad, un todo de lo que existe y que esta existencia se encuentra formada por todo lo que es materia o sustancia. Es lógico pensar, que si existe un todo o una sustancia; este entonces, tiene que estar ocupando un lugar; que cuyo lugar es el espacio que se encuentra vacio y vendría este espacio vendrá a ser el lugar de la nada; en donde no existe nada de nada; además, mas allá del espacio lo que puede existir es la nada y los científicos lo sustentan con la hipótesis del “universo oscilante”; en la que se expresa que no se puede separar la materia, menos de su constante y permanente época de expansión y de contracción de sus extremos inconmensurables. es decir, que más allá del espacio no existe nada.

 

En consecuencia, si dentro del espacio, que es el infinito de la materia; encontramos el tiempo que es la duración de la nada; entonces podemos enfáticamente afirmar, que mientras exista el espacio, también existirá el tiempo, como un todo indivisible de un mismo universo, que no tiene comienzo ni tampoco fin en la existencia universal.

 

Por consiguiente, ahora podemos claramente concebir, que el universo está formado por dos grandes mundos: el espacio y la materia; y de estas dos existencias constituyen la esencia y la cualidad fundamental del tiempo que percibimos inmediatamente en nuestra vida, en la medida que sentimos el motivo de la tierra y del sol, generando el día y la noche, medida en horas, minutos y segundos, que oscilan idealmente en el pretérito, en el presente y en el futuro; pero que no admiten de ninguna manera una división total de su origen universal.

 

Pues, resumiendo, ahora podemos claramente concebir, que el universo esta formado por dos grandes mundos: el espacio y la materia; y de estas dos existencias constituyen intrínsecamente el tiempo.

 

Lenguaje inicial del enunciado teórico de identidad de la Segunda Teoría:

 

                   El Cuerpo  + la no División  =  es el Origen

                   El Origen  - la no División  = es el Cuerpo

El Cuerpo  - El Origen  =  es la no División

 

Entonces:

 

                   El Cuerpo  +  la no División  = es el Original

 

Formula de Validez del enunciado:

 

                   C  +  (-D)  = O

O  -  (-D)  =  C

C  -    O    =  (-D)

 

 

                   C  +  (-D)  =  O

 

 

 

 

TERCERA TEORÍA

 

Mayor asombro y curiosidad despertó en mis compañeros de clase, en cuanto les explicaba sobre mi tercera teoría: “LAS PIEDRAS SE AMAN”;

 

Pues, si examinamos y definimos según el diccionario de la Lengua Española, que la piedra es una sustancia mineral, más o menos dura y compacta, que no es terrosa ni de aspecto metálico. La misma que forma parte inextinguiblemente del elemento esencial de  la materia dentro del inmenso universo.

 
 
LAS PIEDRAS SE AMAN

 

La ciencia moderna, ha demostrado que "los componentes de la materia (partículas elementales, átomos y moléculas) se mantienen agrupados y forman grandes estructuras por la acción de determinadas fuerzas de cohesión", como en el caso de las piedras y de toda materia solida que existe en el infinito universo.

 

La estructura de las piedras se componen de una serie de átomos y “un átomo es la partícula más pequeña de un elemento que conserva todas las propiedades químicas del mismo”, “ se hallan unida a otras y forma moléculas o cristales que a su vez se agrupan y constituyen la materia del universo, tanto viva como inanimada”; es decir, que se encuentran integrando la sustancia primaria de los cuerpos simples, dispersos tanto en el espacio existente entre los astros (materia interestelar), como también en la materia orgánica de origen vegetal o animal  que de acuerdo  a su esencia y sus movimientos de vida, nacen, crecen, florecen, se reproducen y se destruye de acuerdo a sus reglas naturales, conservando sus características propias, de tamaño, de condición y de género, como toda materia existente dentro del ilimitado cosmos.

 

Las piedras es parte de la naturaleza física de la materia, la sustancia compacta y continua se encuentra integrada por la colisión de sus energías radiactivas, ya que “ en el núcleo atómico existen fuerzas nucleares y de otros tipos que actúan a distancias muy pequeñas. Las fuerzas electromagnética y gravitatoria actúan tanto en los átomos como en los cuerpos mucho mayores"; gracias a estas fuerzas que imponen un ordenamiento y gobiernan los movimientos del sistema solar y de los demás cuerpos que nos rodean en el universo, con una precisión en sus desplazamientos que pareciera existir una acción de voluntad extrahumana, producida por una inteligencia poderosa, que excede a la minúscula inteligencia de los seres humanos.

"La energía calorífica que existe en el interior de los átomos y moléculas se opone a las fuerzas de cohesión".

 

Las piedras son sustancias minerales que pertenecen al grupo de las sustancias inorgánicas que forman parte de la corteza terrestre; se dice que es inorgánico, porque es un cuerpo físico sin órganos para la vida; sin embargo éste cuerpo físico, que conforma la parte de la materia del espacio y del universo, se componen de una serie de átomos que se encuentran activos por sus fuerzas internas que forman sus estructuras estables y duras, pudiendo experimentarse sus efectos sensitivos de esta actividad, en las piedras cristalizadas del diamante, del rubí, de la esmeralda, del topacio, del zafiro, y de otras piedras preciosas de diversos colores y formas, tan bien pulimentadas, niveladas con tal exactitud y de combinaciones de sus colores, que sin duda nos confirma la existencia de una relación de voluntad extraordinaria y de una inteligencia incomparable, para estructurarse con tanta admiración artística de la vida.

 

Definiéndose el átomo como una "estructura que forma la unidad básica de todo elemento químico y que por consiguiente, es la menor partícula capaz de intervenir en una combinación", tanto en las sustancias inorgánicas o inanimadas como en las sustancias orgánicas o viva del ser humano y de todo los cuerpos que permanecen en el universo, se compone y necesita de los elementos comunes, para su formación y para seguir subsistiendo.

 

         El cuerpo humano, necesita de las sustancias minerales, para sobrevivir, como en el caso del agua, del oxigeno, del calcio, del hierro, del fosforo, del cobre, del potasio, del manganesio, del zinc y otros tantos minerales mas; que se combinan internamente en los seres, en los vegetales y en los minerales; pues entonces si todos tenemos de elementos comunes, que involuntariamente se combinan de acuerdo al grado de las sensibilidades, que pueda percibir o sentir cada cuerpo, por muy pequeño o gigantesco que estas sean, todos se necesitan y se complementan para perdurar.

 

Científicamente  a través del tiempo se ha realizado investigaciones sobre la estructura del átomo, como el de Joseph Thomson, en el año de 1897, descubriendo el electrón dentro del átomo, cargado positivamente; luego en el año de 1911, Rutherford, demostró que dentro del espacio vacio del átomo, su masa se encuentra concentrada en un núcleo diminuto, con carga positiva y que a su alrededor giran los electrones, con carga negativa, esta facultad de conocerse, de entenderse, de diferenciar entre sus fuerzas energéticas y conocimiento de sus orbitas y recorridos, es sin lugar a duda la inteligencia y habilidad que poseen los átomos.

 

Posteriormente el físico danés Niels Bohr, en el año de 1913, "demostró que cada electrón recorre una trayectoria determinada, de forma que alrededor del núcleo existe una nube electrónica, formada por varias capas o niveles de energía, en las que se mueven los electrones. Cuando varios átomos se combinan entre sí y forman una molécula, permanecen unidos por sus respectivas capas electrónicas" (1) 

este fenómeno hace que se atraigan y que se busquen los componentes de la materia, además que se pueda captar y percibir sus manifestaciones y sus sensaciones, hábilmente determinadas con mucha inteligencia y comprensión; tiene un gran conocimiento de sus objetivos y finalidades  que no pueden entremezclarse ni menos confundirse entre sus atracciones, según su especie y genero debidamente determinadas, según sus condiciones o cualidades orbitales.

 

A un más, no solo se ha dividido el átomo; sino que también es divisible el "núcleo diminuto" que existe dentro del átomo; y éste se compone de "protones" con carga positiva y de "neutrones" que carecen de carga eléctrica y que cuya sensibilidad se puede percibir y sentir con mayor claridad sus manifestaciones de acuerdo a las contexturas y dimensiones de los cuerpos o entes que los conforma y de las cuales podemos recibir sus poderes sensoriales, ya sea negativa o positivamente y conocerse por el hombre de su mayor o menor agrado a sus energías y fuerzas que pueda trasmitirlos a sus interiores de cada materia o de cada esencia, que se encuentra en permanente movimiento de sus sustancias vivas.

 

Como se podrá apreciar que hasta en la partícula, que se supone es el elemento más pequeña del núcleo de un elemento como el átomo, se encuentra la fuerza enérgica; por  lo que es conveniente citar a Albert Einstein (Alemania), "con su teoría de la relatividad, demostró que no existe una frontera claramente definida entre materia y energía" (1)  en todos los cuerpos simples o complejos de los seres animados o inanimados, en sus estructuras intrínsecas, también se cumple estrictamente este principio, y solo se puede experimentar a través de sus afectos y de sus emociones, en lo que respecta a los seres humanos; a través de sus sensibilidades tanto internas como periféricas, lo comprobamos en la materia o en la piedra, que en forma continua se desplazan dentro del tiempo y del espacio, que en forma continua se desplazan dentro del tiempo y del espacio, como en el caso de las propiedades magnéticas de atracción de la tierra en sus polo, del imán y de la radiación cósmica, que son utilizados en los transmisores de los radios y televisión.

 

Es decir, recalcando sobre la estructura de la materia, podemos afirmar, que la materia se encuentra "compuesta en su totalidad por átomos de diversos tipos, tanto si es orgánica, como el cuerpo humano, o inorgánica, como el carbono de la mina de un lápiz" (1), en las cuales no existe diferencia alguna en sus composiciones de materia y energía en sus átomos de los cuerpos de los seres humanos; son las mismas que las contienen las piedras; y aunque parezca contradictoria, que tan solo por ser la materia un poco o en todo caso, como la piedra, más o menos dura y compacta, se hacen menos notoria palpar o comprobar a simple vista los poderes sensoriales que poseen las piedras.

 

La piedra es una parte de la materia, su estructura esta formada por infinidad de moléculas y estas por átomos, con sus propias estructuras, complejas de difícil comprensión, por las fuerzas y energías de cohesión que se generan en sus interiores, y que sus sensibilidades se manifiestan muy soterradas a nuestros sentidos de seres animado; por esta razón, los aspectos del mundo interior de la piedra no son fácilmente conocidos, por medio de una simple observación lógica.

 

Esta energía y fuerza interna de afecto espontáneo, de movimientos sin intervención de la voluntad en el mundo físico; conforme a la razón y ala uso de leyes naturales, que se buscan y se atraen, con propósito de unificarse y entrelazarse, para la existencia real de supervivencia dentro del conjunto y orden, que constituye la esencia o la forma del Ente o del Ser que compone el universo; este es el AMOR que la PIEDRA la contiene y la lleva dentro de si como una misteriosa virtud, para producir y causar sus efectos de unidad y singularidad de una realidad, mediante la pura reflexión racional.

 

Lenguaje inicial del enunciado teórico de identidad de la Tercera Teoría:

 

                   La Energía  + la Fuerza  =  es el Amor

                   El Amor  -  la Fuerza  =  es la Energía

                   La Energía  -  el Amor  =  es la Fuerza

 

Entonces:

 

                  La Energía  + la Fuerza  = es el Amor

 

Formula de validez del enunciado:

 

                  E  +  F  = A

                   A  -  F  =  E

                   E  -  A  =  F

                   E  +  F  = A

 

En aplicación de los esquemas de la inferencia lógica formal moderna, las proposiciones coligativas del silogismo de esta Tercera Teoría es el siguiente:

 

(V)    Todos los hombres son materias

                                                                  Antecedentes (Premisas)

(V)    Todos los que aman son hombres

 

Entonces:

(V)    Todos los que aman son materias/ consecuentes ( Conclusión)

 

                   ===================================

(V)    Si todos que aman son materias

                                                                  Antecedentes (Premisas)

(V)    Si todas las piedras son materias

 

Entonces:

 

(V)    Las piedras se aman / consecuente (Conclusión)

 

Analizando la proposición, cuya verdad (V) se toma como punto de partida, que en lógica se llama “proposición antecedente”, encontramos once palabras: todos, los hombres, son, materias, todos, los que, aman, son, hombres. En la proposición cuya verdad se deduce de la anterior, que se llama “ proposiciones consecuente”, encontramos cuatro palabras: las, piedras, se, aman. Con un simple análisis, nos daremos cuenta, que de las combinaciones de la conjunción, entre las proposiciones coligativas elementales, no hemos encontrado contrariedad (F) ni menos la negación (-) de algún elemento lógico, que impida el paso de la totalidad de estas proposiciones a una parte de esta misma totalidad, lo que hace posible la inferencia; y lo que permite comprender, que para que la inferencia sea correcta es necesario conservar el principio lógico de las variables, que han arrojado afirmativamente valores verdaderos (V). La verdad de ambas afirmaciones, nos infiere que al no haber alteración en una relación estructural entre todas las proposiciones, se trata de una proposición lógicamente equivalente, siempre será verdad (V), la regla de inferencia inmediata; si en este caso, de que la primera proposición es verdadera (V), la segunda proposición tendrá necesariamente que ser también verdadera (V) Nos dice Francisco Miro Quesada, profesor de Lógica y Filosofía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que “ La verdad viene de la realidad a la proposición porque la proposición describe lo que sucede en dicha realidad.

 

(1). Moderna Enciclopedia VISUAL Abejas - CASTOR; OCEANO; Tomo1.


 
DEMOSTRACIÓN RACIONAL DE LAS PIEDRAS SE AMAN

 

OTROS FUNDAMENTOS QUE RELACIONAN A LAS PIEDRAS CON EL AMOR

 

 

En realidad, si analizamos rápidamente los principios de la física clásica, llegamos a la certeza de que “todas las formas de vida, todos los movimientos y cambios que tienen lugar en la naturaleza requieren energía”, necesitan de esa fuerza interna, de esa eficacia activadora, de esa virtud motivadora capaz de transformar los cuerpos no sólo en la tierra, sino que también en el universo; por esta razón, los físicos han clasificado las fuerzas de acuerdo a la interacción que pueden producir en cuatro clases: gravitación, interacción electromagnética, interacción fuerte o nuclear, e interacción débil. Si a estas fuerzas naturales lo viéramos en forma integral y universal, nos daremos cuenta que el universo se encuentra gobernado y controlado por estas misteriosas fuerzas; que si no existieran, la materia sería una sustancia desorganizada y sin movimiento alguno.

 

Desde el punto de vista personal a éstas fuerzas clasificadas en su conjunto, que existen y afloran vigorosamente con la capacidad de acción o de resistencia, tanto física como moral, que tiene la virtud de activar toda materia orgánica e inorgánica que existe en el universo, las denominamos con la palabra "AMOR", para ser mas objetivo su compresión y que viene a ser esa fuerza y energía interna de afecto, por el cual se buscan y se atraen, con el fin de unificarse y colaborar, entrelazándose, tanto en sus energías como en sus fuerzas, para poder sobrevivir o seguir existiendo en el macro universo.

 

El científico Isaac Newton, en 1687, publicó su obra "Principios", en el cual exponía la teoría de la "Gravitación Universal”, este importante principio ha puesto en claro muchos fenómenos que se explican mediante la gravedad, tanto en los seres animados como en los inanimados que pueblan el universo.

 

 

"La gravitación es una fuerza en virtud de la cual todos los cuerpos del espacio se atraen recíprocamente. La gravedad es la fuerza que atrae los cuerpos hacia el centro de la tierra. La gravitación mantiene los planetas en sus órbitas alrededor del sol y actúa tanto entre dos átomos próximos como entre dos galaxias muy alejadas”. (2)

"La gravitación hace que los núcleos de los átomos se atraigan entre si. Sin embargo, los electrones exteriores se repelen por tener sus cargas eléctricas del mismo signo, y esto evita que los átomos estén en contacto unos con otros". (2)

 

                                     FALTA  DIBUJOS

 

 

(2) Moderna Enciclopedia VISUAL, Abejas-Castor, Océano, Tomo 3.

 

Mientras exista un movimiento dirigido y calculado ene l universo, habrá una voluntad de vida y por lo menos una incipiente inteligencia que genere y oriente este fenómeno; cuya facultad creadora no la podemos ignorar, no podemos creer que toda esta existencia, provenga de una mera casualidad; como por ejemplo: los movimientos de rotación y traslación del planeta Tierra, del astro Sol, de los demás planetas y estrellas que constantemente se encuentran en movimientos, trazando sus propias trayectorias elípticas, tan precisas y perfectas a un ritmo constante y cronometrado; que de ninguna manera se retrasan ni menos se adelantan; como si una mano o una acción poderosa la dirigiera con tanta perfección y sabiduría natural.

 

Estos desplazamientos terrestres y astrales, han dado lugar a cronometrisar el tiempo, en siglos, en años, en días y noches, con medidas tan exactas del tiempo; que inclusive se han llegado a medir las fracciones de tiempos muy pequeños, como en horas, minutos y segundos; que no obstante a todos estos adelantos que el hombre a realizado, no ha llegado a superar a esta inagotable inteligencia universal ni menos  a descubrir su enmarañado misterio que celosamente guarda en su seno el universo.

En realidad, la vida no es solo el estado de actividades de los seres orgánicos; sino que es algo mas, de lo que conocemos y experimentamos como seres animados; pues, es más amplio, sus alcances son mayores de lo que nos podemos imaginar, abarca el contexto en si del universo, no tiene  comienzo o inicio; tampoco tiene un término o un final; es algo perdurable y que existe entre la movediza actividad universal.

 

La vida existe como vida, la vida no se transforma menos fenece; la vida infunde o da vida a los cuerpos, la vida no necesita de ningún otro elemento, para su existencia; en cambio, el cuerpo o materia, requiere necesariamente para seguir existiendo de otro medios o elementos, como el oxigeno, el agua, de la tierra, etc; la vida en si, es la luz de la vida.

La vida es una sola, que pone en movimiento a todo el universo, ya sea físico o espiritual y también extrastales; en un misterio infinito.

 

La vida también está en la piedra, la piedra es de origen y también forma parte del universo; por lo que en el universo hay vida inteligente; como en cualquier hombre afincado en la tierra; el estado de actividad de los seres, se manifiestan, renovándose y reproduciéndose; experimentación demostrada a través de muchos años por la gravitación que “es una fuerza en virtud de la cual todos los cuerpos del espacio se atraen recíprocamente. La gravedad es la fuerza que atrae los cuerpos hacia el centro de la tierra. La gravitación mantiene los planetas en sus orbitas alrededor del sol y actúa tanto entre dos átomos próximos como entre dos galaxias muy alejadas”, esta actividad vital manifiesta permanentemente sus causas y efectos, suficientes en la vida de todos los entes del firmamento.

 

Cuantos otros sistemas planetarios habrían dentro del universo y en cuantos otros planetas existirán la misma inteligencia que poseemos sobre esta bendita Tierra; no hay duda que nosotros no somos la excepción plenamente afirmamos que existen otros planetas con vida inteligente mucho más adelantado que el nuestro y que la vida se encuentra como un todo universal, sin ella no existe el universo.

Toda materia existente, ocupa un lugar en el espacio y necesariamente tiene un verdadero sentido de su existencia; nada existe sin sentido, todo ente en el universo, tiene una razón de ser y una justificación de su desplazamiento, y esta captación de la realidad de las cosas, mediante el entendimiento del conocimiento o de la inteligencia, para formar un juicio exacto de si mismo, constituye la sabiduría. El saber existe, no se inventa ni se crea, tampoco nuestras facultades sensoriales terminan de conocer, el saber es interminable.

 

El filosofo alemán Heinrich Scholz, profesor de lógica matemática en la Universidad de Munster Westfalis, al referirse sobre el tema “ El concepto  platónico de filosofía” nos relata diciendo que “la expresión filosófica” cuando es traducida literalmente del griego, significa “amor a la sabiduría” o “ anhelo de sabiduría”. Sabremos, pues, que es lo que entendía Platón por “filosofía” cuando podamos decir que significa para el la palabra “ sabiduría”, es decir que la sabiduría platónica era es algo reservado para siempre a la Divinidad, coincidencia con el saber de los grandes teólogos cristianos.

 

El Amor necesita valerse de la materia, para ejercer su fuerza y energía, y obtener como resultado sus manifestaciones y efectos; el amor no actúa ni se realiza independientemente de la materia; de todas maneras e inevitablemente necesita servirse, o en su defecto, secundarse de alguna otra materia, que contenga también otra fuerza y energía, ya sea análoga o contraria.

 

Esta acción y efecto de atracción mutua entre dos cuerpos, que poseen una masa, es la ley de la gravitación universal que “hace que los núcleos de los átomos se atraigan entre sí. Sin embargo, los electrones exteriores se repelan por tener sus cargas eléctricas del mismo signo, y esto evita que los átomos estén en contacto unos con otros” cuyo grado de reacciones sensitivas hacen que los cuerpos experimenten mayor o menor afecto entre ellos; los sentidos internos de los átomos, recibir los estímulos de los cuerpos o de los átomos que los rodean y se desarrolla inmediatamente un sentido similar al tacto, que le permite palpar y orientarse para no entrar en contacto con los átomos del mismo signo y algo mas, parecen tener el sentido de percibir la luz, sus formas y sus colores de géneros para no confundirse, manteniéndose en su respectiva posición, con una esplendida e innegable memoria de los átomos y hasta parecer tener su propio lenguaje, para orientarse por la sensibilidad de sus cargas y colores, como nosotros los hombres, que acostumbramos usar las señales, para comunicarnos y desplazarnos constantemente en nuestra vida cotidiana.

 

DIBUJO

 

La esencia del amor en las piedras, es la extensión de sus fuerzas energéticas que se manifiestan a través de su solidez, ya sea presionándonos, causándonos dolor o destrucción por su peso como la presión, ejercida por la atmosfera sobre todos los puntos de la superficie terrestre), o su sentido térmico, transmitiéndonos el calor de su energía que aumenta su volumen, o también haciéndonos sentir la sensación del frio por el descenso de la temperatura, o cualquier otra sensación externa producida por efectos de la naturaleza; como cuando se pulen o se rozan entre las superficies de las piedras, produciéndose chispas de sus partículas encendidas que saltan generando luz o fuego, o por su extensión, nos puede causar una sensación periférica, como los meteoritos que llegan a la superficie de la tierra, tan redondos y pulidos a causa de las altas temperaturas generadas por el rozamiento al entrar en la atmosfera y que al pasar nuestras manos por su contorno superficial, sentimos y percibimos corporalmente las sensaciones de placer y satisfacción, que nos transmite el cuerpo exterior de esa piedra, así como su estado de calor o frio; además de sus efectos agradables, que pueden producirnos visualmente; como es el caso también, de las piedras preciosas, que por sus variadas formas y colores, nos transmiten todos sus poderes, ya sea positivas o negativas, de acuerdo al modo de ser en la naturaleza y que toda esta visualidad y acción de palpar nos ocasiona una tendencia de orden sensitivo de atracción o repulsión, de agrado o desagrado, que experimentamos todos en una sola vivencia cotidiana y natural.

El mundo de la existencia está constituido por las sustancias que la forman: el aire, los cuerpos sólidos, las plantas y los hombres; si nosotros desconocemos la división clásica de los tres reinos (animal, vegetal y mineral); veremos que lo que existe en el espacio, no es más que una sola sustancia o una sola materia con las mismas facultades de percibir o sentir sus causas y efectos de atracción o de rechazo.

 

Esta sustancia o materia tiene un proceso de vida y de duración que se, diferenciación entre sí y a esta diferenciación algunos tratadistas y científicos lo han denominado "fases de la materia o fases de esta unidad existente"; señalando como primera fase, la fase primitiva que esta constituido por las sustancias gaseosas y los conjuntos de partículas diseminadas en el espacio formando el aire; la segunda fase  lo establecen las sustancias microscópicas que se van reuniendo en el transcurso de las eras y siglos en  proceso de  dosificación, como las plantas, los hombres y los microbios; que se pueden palpar, sentir y ver como objeto; y la tercera fase, es cuando la materia llega a su último proceso final de la solidificación, como en el caso, de la tierra y de las piedras.

 

El ser humano que también tiene la misma  vida y duración, está formada por células y éstas a su vez se forman de átomos y estos átomos son idénticos que los de la materia, con los mismos elementos químicos y facultades de percibir o sentir los efectos y emociones de las cosas sensibles del amor y que al morir, se transforma en polvo, confundiéndose sus elementos químicos con los de la materia en el universo.

 

Como se podrá apreciar claramente, que ni en la tierra ni en el espacio, nada se destruye todo se transforma, la descomposición de las hojas, de las plantas y del organismo animal, van a elaborar de hecho los posibles nutrientes que pueden ser necesarios para las sustancias inorgánicas.

 

El amor no se encuentra en el espíritu, porque simplemente es espíritu no es una esencia, carece de un lugar solido; tampoco es un mundo físico que pueda ser albergado: menos podemos decir, que se encuentra en alguna parte determinada del cuerpo humano; porque entonces, necesitamos obligatoriamente contar, con un sitio adecuado para ubicar a este deseo de afecto en forma objetiva y pueda ser percibida fácilmente.

 

El amor no es algo pensado o meditado, no se encuentra en la mente ni en el conocimiento: tampoco es esencia o algo que se pueda captar directamente de la realidad; si esto fuera así, entonces se encontraría a nuestra disponibilidad, para escoger o elegir, al mas consistente, al mas duradero, al mas bonito de color, etc: pues, el amor solo se siente sus manifestaciones, producidas por los movimientos experimentales de la materia.

 

La piedra no solo repite las palabras, a través de los ecos de los peñascos; sino que también, mantiene un lenguaje natural de comunicación constante y permanente a través del movimiento de sus átomos, que se desplazan a la voluntad  de sus consistencias o durezas externas, que limitan su libertad de expresión y establecen la individualidad de cada piedra, y el reconociendo del derecho ajeno; ninguna piedra puede ni debe ocupar el lugar posesionado por otra piedra o materia; manteniendo la noción de límites de frontera.

 

Me atrevo afirmar que las piedras poseen un pensamiento matemático de cantidad y ordenamiento, preciso e inconfundible que se distingue en sus protones y neutrones que conforman su núcleo atómico. Esta misma manifestación se advierte en la composición atómica de la materia y la conducta delineada intencionalmente a un propósito proyectado, para conservar las propiedades físicas y químicas de la materia.

 

El amor en el ser humano, se le ha dado una interpretación de carácter mas psicológico, se le ha atribuido calificaciones sentimentales ( no te enamores, porque vas a sufrir cuando te deje), de preceptos y virtuales morales, para la orientación a la vida, tanto espiritual como material, (debes trabajar para que te quieran; los pecadores no van al cielo). (debes trabajar para que te quieran; los pecadores no van al cielo), mediante esta fuerza energética se puede percibir la sensación, física o moral, se anhela poseer y disfrutar algo (ama a Dios para ser buen cristiano), por esta fuerza tiene miedo o sospecha de algún daño futuro (estima tu cuerpo para que no se enferme), y otras tantas máximas por el estilo;  todo esto es generado por su “vida psíquica” que le rodea y que se siente perfectamente la influencia en su propia actividad existencial.

 

La piedra estimula nuestros sentidos de afecto o de inclinación hacia ella, generando sentimiento o instintos pasionales, cuando se observa o se hace una escultura o una obra de arte; las sustancias de la piedra o de la tierra son las mismas, en cualquier extremo de la escultura que se ubique, siempre seguirá existiendo con la misma fuerza y energía de unión y solidez de la escultura o de la obra de arte de piedra; sin embargo, en nosotros vamos a experimentar, ciertos cambios sustanciales en la naturaleza de nuestra vivencia; se transformara la materia viviente de la obra de arte, en una parte de nuestra existencia; no solo vamos a admitir su belleza externamente, sino que nos vamos a introducir imaginariamente, hasta lo más intimo de la piedra, para hacerlo nuestro mientras lo contemplamos; ya que, no sería posible sentir una atracción simplemente de la nada, es necesario que exista por lo menos la comunidad del extremo de la sensación contemplativa; su recuerdo integral pasara a formar parte de nuestro mundo interior, derivado de las vibraciones electromagnético, de los sentidos y de todas las demás vibraciones sensoriales que rodean, en esos precisos instantes de la contemplación pasiva; como es el caso, de las inclemencias del tiempo y de los sonidos inarticuladas, o de la felicidad percibida de la claridad que la naturaleza realice es esas circunstancias, podrá estimular nuestro amor por la piedra; así como el lenguaje de las flores, que se manifiestan en las sensuales fragancias naturales, y que en los sentidos de los seres humanos van  a estimular nuestro amor por las flores y las plantas.

 

 

OTROS COMENTARIOS

 

Muchos tratadistas han escrito tanto, sobre lo que podemos nosotros llamar "teoría del amor", que por su mismo tema ha merecido diversos criterios y posiciones de diferentes maneras de acuerdo al camino adoptado y elegido; unos se han encausado fácilmente dentro del minúsculo aspecto y entorno del hombre, y otros se han limitado con señalar solamente desde el punto de vista de la existencia humana.

Pues, la mayoría de investigaciones se han referido a esta inclinación o afecto fundamental equivalente de la palabra AMAR, que en forma instintiva y natural, emerge y aflora tanto en el hombre como en los animales con mayor notoriedad y que ha trascendido a través de los siglos, conformado aquél copioso y abundante sinfín del "reino animal" que siempre nos enseñaron.

En caso, de proponernos entrar con mayor interés, analizar con más profundidad desde los inicios de la existencia del ser humano, llegaremos a comprender que "la vida unicelular comenzó en el océano primitivo"; los estudiosos de las ciencias biológicas constantemente nos han demostrado que los seres vivos se han desarrollado en su naturaleza a través de sus diferentes leyes de la vida desde "los organismos más simples, resulta a veces difícil distinguir entre formas animales y vegetales. Así, ciertos microorganismos unicelulares, como por ejemplo las bacterias, se consideran a veces como plantas y otras como animales", y que a lo largo del tiempo, a través de los siglos todos los animales han ido evolucionando sus sistemas corporales desde los más simples a las más complejas, como también los sentimientos o instintos pasionales que surgen entre su especie y genero primitivo de su sensibilidad de amarse.


 

No sólo sus sistemas corporales, sino que también sus sistemas psicológicos; el doctor Antonio Russo, Catedrático de la Universidad Nacional Mayor  de San Marcos, en su obra Lecciones de Psicología General, ha glosado sobre la actividad mental y conducta de los seres vivos que "en el animal los fenómenos aparecen en forma más simple (...) animales y el hombre hay un parentesco y un abismo... (pág.23) y prosigue citando a Kohle quién manifiesta la (...) existencia de la intelección o perspicuidad en los antropoides (...) capaces de resolver (...) problemas prácticos" (pág.29); además también que con respecto a las plantas, CHANDRA BOSE-hindú, sostenía la (... existencia de una sensibilidad vegetal (...) transplantar árboles adultos mueren (...) música (...) activa crecimiento de la planta" (pág.29); así como también en los minerales, cita a LECIBNITZ (...) pansiquismo espiritualista aceptaba su existencia (...) cristalizan (...) en forma determinada, de hexágonos (...) trata de un comportamiento por su reactividad " (pag.29). 

 

En la literatura universal, tanto los novelistas como los poetas, le han atribuido vida y sentimiento a las piedras, unos animándolas, otros causándolas, muchos admirándolas con amor, haciéndole participe de su vida, de sus más altos ideales y aspiraciones que se han realizado por el gran sentimiento del amor; resultaría numeroso mencionar a los poetas del mundo, que han cantado a la piedra, entre ellos solamente glosaré de Alberto Hidalgo que literalmente nos dice: ..."¡ Ser insensible el hombre para el dolor ajeno, ser irrespetuoso y zocato! Pisa las piedras, como si las piedras no sufrieran dolor de su peso" (pag.46)(3)

 

(3)Alberto Hidalgo, los sapos y otras personas, Pág. 46, Sociedad de Publicaciones el Inca - Buenos Aires- 1927.

 

Como se podrá apreciar claramente que ni en la tierra ni en el espacio nada se destruye  todo se transforma, la descomposición de las hojas, de las plantas y de los organismos animal, van ha elaborar de hecho los posibles nutrientes que puedan ser necesarios para las sustancias inorgánicas.

 

De ahí, pues, que ésta gran complejidad, que se ha ido diferenciándose, tanto en los animales irracionales que carecen de razón, como también de aquellos animales racionales que se encuentran dotados de la razón y que conforman la abundante y controvertida especie humana, que cuentan con “las células son la unidad básica de la materia viva y constituyen pequeñas cámaras en las que tienen lugar todos los procesos vitales: obtención de nutrientes, respiración, crecimiento, reproducción, respuestas al medio…. etc. Ciertos organismos inferiores, como protozoos, bacterias y ciertas algas, se componen de unas sola célula (se dice que son unicelulares), mientras que los organismos vegetales y animales superiores las contienen a millones”. Como se podrá advertir esta vivencia separada y aislada se ofrece un desarrollo normal y adecuado; por ésta razón, los seres vivientes más simples pretenden agruparse y formar conjuntos de seres vivientes o de individuos que tienen géneros naturales y características de condiciones comunes de cada especie. Tiene mayor capacidad de sentir determinadas manifestaciones de sentimientos o instintos amorosos, de acuerdo a los “elementos” que lo compone.

 

Según a este “elemento”, principio físico que intervienen en la composición de los cuerpos; los átomos tienen núcleos, protones y la capa o certeza que lo rodea con sus electrones en donde se genera la vida de la materia; y en las células, también hay un núcleo que contiene los cromosomas y genes, circundada por el citoplasma y una membrana que lo envuelve; dentro del cual se efectúa el proceso vital, intercambiándose el oxigeno y los nutrientes, para dar vida al hombre; cada uno de estos elementos microscópicos, dotados de vida propia, constituyen las unidades básicas morfológicas y fisiológicas de los seres inanimados y animados.

 

En épocas pasadas también se sostenía que “la vida, se engendra del desarrollo del mundo material”, se concebía del desenvolvimiento y desarrollo de aquel mundo material; pues, “Las ciencias naturales, a la vez que refutaban de la posibilidad de que lo vivo se engendrase independientemente de las condiciones concretas del desarrollo del mundo material, debían explicar el transito de la materia inanimada a la vida, es decir explicar el origen de la vida” (A. Oparin – El Origen de la vida- Cap. I, pag.20) 

 

Pues, éste mismo autor manifiesta que "La Vida es de naturaleza material" y literalmente sostiene que "según el materialismo dialéctico, la vida es de naturaleza material. Sin embargo, la vida no es una propiedad inherente a toda la materia en general (...) la vida sólo es inherente a los seres vivos, careciendo de ella los objetos y materiales del mundo inorgánico. La vida es una forma especial del movimiento de la materia. Pero, ésta forma no ha existido eternamente ni esta separada de la materia inorgánica por un abismo infranguable, (...) surgió de esa misma materia, en el proceso del desarrollo del mundo, como una nueva cualidad (...). La materia nunca permanece en reposo, sino que se mueve constantemente, se desarrolla (...) adquiriendo formas de movimiento cada vez más complejas y más perfectas. La vida es, (...) nueva cualidad, (...) del desarrollo histórico de la materia".

(A. Oparin - El Origen de la vida – Cap. I, Pág. 23-24). 

 

Todos estos fundamentos nos muestran que tanto en las piedras, en las plantas, en los animales y en todos los seres existentes en cualquier parte del universo, siempre mantienen esta infaltable fuerza y energía del AMOR, que les hace relacionar y entrelazar sus movimientos de vida natural de cada especie y forma para activar; manifestándose en la capacidad de renovarse, de relacionarse, de amarse, de sentirse, de percibirse sus afectos emocionales de reproducción, según la combinación de sus átomos, para la duración o su existencia en la vida universal.


 

 

 

DEMOSTRACIÓN RELIGIOSA


E

 

INTERPRETACIÓN BÍBLICA

 

 

Desde el punto de vista religioso, recurriendo a la Biblia Libro Primero de Moisés, Génesis (1:20-31) nos dice que Dios como ser Supremo y omnipotente creó los seres vivientes en el agua, las aves que vuelan sobre la tierra y todos los animales que se arrastran sobre la tierra, según su especie y luego creó al hombre a su imagen y semejanza, también a la mujer; esta dualidad ya estaba o éste paralelismo ya estaba demostrando y aceptando la existencia de dos fuerzas y energías de la realidad de la vida internas y externas, ratificándose esta afirmación en Génesis 2: 9, 16-17, cuando Dios ordena al hombre diciéndole "De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente no morirás"; en éste caso, Dios nos muestra o reconoce claramente de la existencia de dos fuerzas energéticas (positivo y negativo) inevitablemente inseparables; ya que no podrá existir ni menos determinarse el "bien", si en caso, no existiera ni se diferenciara del "mal"; así, como también al haberse creado al hombre y para su supervivencia natural, era necesario complementarse con la creación de la mujer diciéndole... "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne " (Génesis 2:24) (Mateo 19:5; Mr.10:7-8; Ef.5:31); éste hecho de la realidad de la vida y como Adán; ponía los nombres, según se podrá advertir de Génesis (2:19-20), no encontró un nombre apropiado para denominarlo a esta manifestación imperiosa e innata fuerza interna del amar; es decir, que era necesaria y obligatoria la existencia de esta DUALIDAD HUMANA, como literalmente se dice..." más para Adán no se halló ayuda idónea para él "... pues, he aquí también se manifiesta, se reconoce claramente de la existencia de estas dos fuerzas energéticas inevitablemente inseparables, como ya  hemos dicho complementarias para el AMAR. Adán no le puso nombre a esta fuerza que se le unía; tampoco lo hizo Dios; pero es el momento que se exterioriza y se manifiesta esa fuerza interna que los atrae y las une en una misma carne, se le llamaba el AMOR; y de este hecho bíblico, de esta unión, nace también la enemistad, la aversión el odio y el rechazo entre dos o más personas que literalmente dice: " Y pondré enemistad entre ti  y a la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá  en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar" (Génesis 3:15) por esta razón se dice que entre el amor y el odio no hay mucha distancia.

 

Como podemos advertir, estos dos aspectos paralelos naturales de la realidad de la vida; pues, ésta ley  universal de atracción de todo ser existente, para sí mismo y para el Hacedor, para el Creador, el todo Poderoso que es Dios; y esto, no sólo se manifiesta en los seres vivientes, sino que también, en los seres inanimados; pues, esta necesaria y obligatoria unión de dos extremos, que nos representa las fuerzas tanto positivo como negativo, que en realidad preserva la propia existencia de toda una integridad creadora y por ende de toda la propia individualidad de los seres existentes, que bíblicamente se había creado y debidamente determinado por su Creador; "Ocasíonalismo (...) causa única que es la voluntad de Dios (...) concepción filosófica - teológica (...) frase bíblica "Ni una brizna de hierba se mueven sin su voluntad (Lecciones de Psicología General- J. Antonio Russo, pág. 31); sin esta fuerza del AMAR, ley infinita universal, no existiera lo creado, porque su hacedor que fue Dios, Es  y Sera Dios, lo hizo con AMOR, nada existiera si no se hubiera obrado con AMOR, sobre El, sobre ésta manifestación se afianza verdaderamente el universo.

Como ya hemos dicho, que Adán, no encontró el nombre apropiado, que simplificara el gran contenido, la inmensa riqueza que movía el universo y que Dios, los había creado, los había dado a todos los seres existentes y que ésta fuerza enérgica le motivaba, le impulsaba para el desenvolvimiento de su propia actividad de supervivencia en la tierra, y que no era más que el AMOR; y que si no existiera esta dualidad de fuerzas seguramente no hubiera podido existir el universo, el mundo creado por Dios.

 

Esta idea de Dios, me lo dio la sociedad de mi entorno, la llevo como herencia social bosquejando en la mente, de acuerdo a mi creencia y a mi fe; Dios se encuentra en mi conciencia, como algo espiritual, independientemente de la materia, mas lejos de lo0 que pienso y solamente me une el amor que le tengo, por que conscientemente lo reconozco; no puedo amar algo que material o espiritualmente no conozco de sus atributos esenciales de esperanza. Caminamos paralelos, nunca nos encontramos, pero conscientemente lo avizoro y me hundo en su misterio, para caminar por el lado mas allá de la cercana realidad. Dios es mi propia vida, mi única existencia del pasado, del presente y del futuro  en el pensamiento del tiempo, transbordándome al cielo que anhelamos y deseamos alcanzar.

 

 

SENTIDO JURÍDICO, FILOSÓFICO Y MORAL BÍBLICO DE LA PIEDRA

 

 

Las piedras no solo fueron ídolos de nuestros antepasados; sino que también, fueron metáforas de nuestra  creencias dogmatica que los profetas y Jesucristo mencionaron en varios pasajes de la Biblia, como por ejemplo la que se menciona en la primera  Epístola universal de San Pedro Apóstol 2:4-8; que glosamos literalmente lo siguiente:

 

 

La Piedra viva”

 

“4) Acercándonos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres., mas para Dios escogida y preciosa”.

“5) Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”,

“6) (…) He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en él, no será avergonzado”.

“7) Para vosotros, pues, los que creéis, el es precioso; pero para los que no creen,

La piedra que los edificadores desecharon,

Ha venido a ser la cabeza del ángulo”,

“8) y: piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados”

 

“La mujer adultera”

 

“7) y como insistieron en preguntarle, se enderezo y les dijo: El que de vosotros este sin pecado, sea el primero en arrojar la piedra contra ella”.

 

En igual forma se halla también en varios pasajes sobre el amor, como en la primera Epístola del Apóstol San Pablo a los Corintios, (13:1-13); que literalmente transcribimos lo siguiente:

 

“La preeminencia del amor”

 

“13 (…) 8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabaran y cesaran las lenguas y la ciencia se acabara”.

 

“13) Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.

 

“Dios es amor”

 

“7) Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios.

Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”

“8) El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”

 

Que, así por el estilo, mucho se ha escrito sobre la piedra, según se podrá apreciar en la abundante literatura que existe en el mundo, resaltándose en sus diferentes dimensiones, como elemento necesario de la vida cotidiana, frente a la actividad y desplazamiento del ser humano sobre la tierra.

 

En la literatura universal, tanto los novelistas como los poetas, le han atribuido vida y sentimiento a las piedras, unos animándolas, otros cansándolas, muchos admirándolas con amor, haciéndoles participe de sus vidas, de sus más altos ideales y aspiraciones que se han realizado por el gran sentimiento del amor; resultaría numeroso mencionar a los poetas del mundo, que han cantado a la piedra, entre ellos solamente glosare de Alberto Hidalgo que literalmente nos dice:…  “ ¡ Ser insensible el hombre para el dolor ajeno, ser irrespetuoso y zocato! Pisa las piedras, como si las piedras no sufrieran dolor de su peso” (pag.46); como también “pedrería del mar “, de José María Eguren; “ Las piedra cansada” de Cesar Vallejo; “ La ofrenda de piedra” de Ciro Alergia; “La Dimensión de la piedra” de Julio Garrido Malaver y “ La Piedra absoluta” de Martin Adán; la obre “ Piedra y Cielo “ (1922) del poeta español Juan Ramón Jiménez.

 

Pues bien, seguramente les parecerá una utopía o una imaginación de pura fantasía afirmar sobre este conocimiento de las cosas y sus efectos de que LAS PIEDRAS SE AMAN; pero si revisaron rápidamente todo lo que hemos tratado, llegaremos a verificar y a comprobar que la suma de todas estas demostraciones, nos confirmara plenamente, sin confusión alguna, que mi aventurera teoría de las piedras se aman, que ingenuamente fue iniciada, es una verdadera certeza, comprobada literalmente en una realidad corpórea, que sobrepasan los límites señalados a nuestros conocimientos  de vivencias filosóficas.

 

 

CONCEPTO DEL AMOR

 

Sobre el concepto y contenido en sí, del significado de la palabra amor, nuestros padres, nuestros ancestros tradicionalmente nos enseñaron, relacionándola con el hecho practico de la unión de un hombre y una mujer, y aun mas, nos inculcaron esa idea tradicional y remota del origen de la procreación y de la satisfacción corporal dirigido en todo momento sobre el concepto del sexo, como un hecho netamente biológico; concepto que en la realidad es más compleja y por lo tanto, cada vez más profunda.

 

Es decir, que el contenido del amor, va mas allá de aquel concepto que tenían nuestros antepasados, de aquel hecho biológico que los enseñaron de que el amor solo era esa unión de convivencia marital, para procrear solamente hijos, entre un hombre y una mujer, o sea la simple unión de un sexo masculino y otro femenino, “ idea de la unidad original de los sexos” que tantas veces se da este concepto espiritual polarizado bíblicamente; sin embargo, el amor es algo mas, es la fuerza motora universal de atracción entre los cuerpos existentes en el universo; pues esta ley natural es la que rige y conduce imperativamente la vida de toda la existencia animal, vegetal, mineral, y todo cuanto de hecho y de derecho exista en los macrocosmos o sea en el enorme  y amplio universo.

 

El amor, es esa ley universal que dirige, guía y administra el ordenamiento de las cosas existentes, no solamente en lo material y espiritual o en el bien y el mal que son conceptos limitativos de una moral natural; sino que también, tiene mayores alcances genéricos que gobierna dentro de lo ilimitado cósmico, interplanetario y espacial; como en el caso de la rotación de los planetas ( Tierra, Marte, Mercurio, etc) tanto en su propio eje como también en los movimientos alrededor del sol, o, en el caso de los faces traslados que se observan de los astros, estrellas y de los demás cuerpos celestes, que se desplazan constantemente dentro del universo.

 

Pues, esta fuerza y energía, ambas se dan y forman su propio mundo en nuestra existencia; tanto a nivel de la existencia de la vida, de los átomos, como también de la existencia y vida humana, familiar y social; esa fuerza interna involuntaria, que se dan en todos los cuerpos de la existencia universal, denominado AMOR, es el que motiva y guía, a todas las cosas y seres de la naturaleza, por el que muchos sacrifican tanto su existencia, como su vida, en iguales intensidades, gozan, sienten, se manifiestan; ya que en muchas veces con o sin conocimiento de su causa lo experimenten.

 

Cuando veces y muy frecuente, nos hemos preguntado durante todos los niveles y etapas de nuestra vidas, sobre este camino que nos pueda llevar a comprender y a verificar el conocimiento del concepto del AMOR.

 

Muchos investigadores, científicos, biológicos, psicólogos, escritores y poetas se han dedicado, en algún momento a tratar, sobre estos sentimientos, esta ley infinita universal, de la necesidad de la unión para existir, para amar, para cantar su belleza, su poder de atracción del amor, para reproducir sus diversas manifestaciones, sentimientos de ternura l ser que nos dio la vida (a la madre, al padre, a Dios), a los hijos, a los amigos, a la riqueza, a los triunfos, etc. y a todas las obligaciones del deber de amar y también del privilegio de ser amado.

 

A l amor de las plantas que se atraen, que se injertan, que se revisten de flores, que se reproducen, en fin a todas estas atracciones de simpatías que les han inspirado, como los valles, cerros, cordilleras, ríos, lagos, piedras, casas, etc., que tanto pagana, religiosa (la preeminencia del amor 1 Corintios 13:1-13, Salmos 23:1-6, primera Epístola San Juan Apóstol 3:16; San Mateo 22:37-40); y científicamente se ha tratado; todos ellos se han penetrado subjetivamente en el mismo ser de las cosas, se ha llegado a lo más profundo, a reconocer las celdas secretas de los seres existentes y descubrir su enmarañado mundo desconocido e ignorado por muchos.

 

 

Erich Fromm en su obra "El Arte de Amar" de investigación sobre la naturaleza del amor, literalmente nos dice: "La experiencia de la unión, con el hombre, o desde un punto de vista religioso, con Dios, no es en modo alguno irracional. Por el contrario, y como lo señalado Albert Schweitzer, es la consecuencia del racionalismo, su consecuencia más audaz y radical. Se basa en nuestro conocimiento de las limitaciones fundamentales, y no como accidentales, de nuestros conocimientos. Es el conocimiento de que nunca "captaremos" el secreto del hombre y  del universo, pero que podemos conocerlos, sin embargo, en el acto del amar. La  psicología como ciencia tiene limitaciones, y así como la consecuencia lógica de la teología es el misticismo, así la consecuencia última de la psicología es el amor. "(p.40)4

 

(4) Erich Fromm, El Arte de Amar, Pág. 40

 

Es conveniente citar aquí la belle expresión de Erich Fromm, cuando afirma que “ Identifica polaridad entre el principio masculino y el femenino existe en la naturaleza; no sol, como es notorio, en los animales y las plantas, si no es la polaridad de dos funciones fundamentales, la de recibir y la de penetrar. Es la polaridad de la tierra y la lluvia, del rio y el océano, de la noche y del día, de la oscuridad y la luz, de la materia y el espíritu”, (pag.41)

 

El mismo autor prosigue diciendo que el gran poeta y místico musulmán Rumi. Expreso esta idea con hermosas frases:

 

“Nunca el amante busca sin ser buscado por su amada.

Si la luz del amor ha penetrado en este corazón, sabe que también

Hay amor en aquel corazón.

Cuando el amor a Dios agita tu corazón, también Dios tiene amor para ti.

Sin la otra mano, ningún ruido de palmoteo sale de una mano.

La sabiduría Divina es destinado y su decreto nos hace amarnos

el uno a otro.

Por eso esta ordenado que cada parte del mundo 

se una con su consorte

El sabio dice: Cielo es hombre, y Tierra, mujer.

Cuando la Tierra no tiene calor, el cielo se lo manda;

cuando pierde su frescura y su roció, el cielo se lo devuelve,

El cielo hace su ronda, como un marido que trabaja por su mujer.

Y la Tierra se ocupa del gobierno de su casa: cuida de los nacimientos y   amamanta lo que pare.

Mira a la Tierra y al Cielo, tiene inteligencia, pues hacen el trabajo

De seres inteligentes.

Si esos dos no gustaran placer el uno del otro, ¿ porque habrían

de andar juntos como novios?

Si la Tierra, ¿despuntarían las flores, echarían

flores los arboles?

¿Qué, entonces, producirán el calor y el agua del Cielo?

Así como Dios puso el deseo en el hombre y en la mujer para que el mundo fuera preservado por su unión.

Así en cada parte de la existencia planteo el deseo de la otra parte.

Día y noche son enemigos afuera; pero sirven ambos un único fin.

Cada uno ama al otro en aras de la perfección de su mutuo trabajo.

Sin la noche, la naturaleza del hombre no recibiría ganancia alguna,

Y nada tendría entonces el día para gastar” (p.122.3)

 

 

CONCEPTO DE LA PALABRA AMOR

 

Sobre el concepto y contenido en sí del significado de la palabra amor, nuestros padres, nuestros ancestros tradicionalmente nos enseñaron, haciendo relacionar con el hecho práctico de la unión de un hombre y una mujer, y aún más, nos inculcaron esa idea tradicional y remota del origen de la procreación y de la satisfacción corporal dirigido en todo momento sobre el concepto del sexo, como un hecho netamente biológico; concepto que en la realidad es más complejo y más profunda.

Es decir, que el contenido del amor, va más allá de aquél concepto que tenían nuestros antepasados, de aquel hecho biológico que los enseñaron de que el amor sólo era esa unión de convivencia marital, para procrear solamente hijos, entre un hombre y una mujer, o sea la simple unión de un sexo masculino y otro femenino, "idea de la unidad original de los sexos" que tantas veces se da éste concepto espiritual polarizado bíblicamente; sin embargo, el amor es algo más de la fuerza motora universal de atracción entre los cuerpos existentes en el universo; pues, esta ley natural es la que rige y conduce imperativamente la vida de toda la existencia animal, vegetal, mineral, y todo cuanto de hecho y de derecho exista en los macrocosmos o sea en el enorme y amplio universo.

El amor, es esa ley universal que dirige, guía y administra el ordenamiento de las cosas existentes, no solamente en lo material y espiritual o en el bien y mal que son conceptos limitativos de una moral natural; sino que también, tiene mayores alcances genéricos que gobierna dentro de lo ilimitado cósmico, interplanetario y espacial; como en el caso de la rotación  de los planetas (Tierra, Marte, Mercurio, etc.) tanto en su propio eje como también en los movimientos alrededor del sol, o, en el caso de los fugaces traslados que se  observan de los astros, estrellas y de los demás cuerpos celestes, que se desplazan constantemente dentro del universo.


 

Pues, esta fuerza y energía, ambos se dan y forman su propio mundo en nuestra existencia; tanto a nivel de la existencia de la vida, de los átomos, como también de la existencia y vida humana, familiar y social; esa fuerza interna involuntaria, que se dan en todos los cuerpos de la existencia universal, denominado AMOR, es el que motiva y guía. a todas las cosas y seres de la naturaleza por el que muchos se sacrifican tanto su existencia, como su vida, en iguales intensidades se gozan, se sienten, se manifiestan; ya que en muchas veces con o sin conocimiento de su causa lo experimentan.

Cuantas veces y muy frecuentemente, nos hemos preguntado durante todos los niveles y etapas de nuestras vidas, sobre éste camino que nos pueda llevar a comprender y a verificar el conocimiento del concepto del AMOR.

Muchos investigadores, científicos, biólogos, psicólogos, escritores y poetas se han dedicado, en algún momento a tratar, sobre ésta ley infinita universal, de la necesidad de la unión para existir, para amar, para cantar su belleza, su poder de atracción del amor, para reproducir sus diversas manifestaciones, sentimientos de ternura al ser que les dió la vida (a la madre, al padre, a Dios), a los hijos, a los amigos, a las riquezas, a los triunfos, etc. y a todas las obligaciones del deber de amar y también del privilegio de ser amado.

Al amor de las plantas que se atraen, que se injertan, que se revisten de flores, que se reproducen, en fin a todas estas atracciones de simpatías que les han inspirado, como los valles, cerros, cordilleras, ríos, lagos, piedras, casas, etc., que tanto pagana, religiosa (la preeminencia del amor 1 Corintios 13:1-13, Salmos 23:1-6, primera  Epístola San Juan Apóstol 3:16; San Mateo 22:37-40).

Y científicamente se ha tratado; para todos ellos se han penetrado subjetivamente en el mismo ser de las cosas, se ha llegado a lo más profundo, a reconocer las celdas secretas de los seres existentes y descubrir su enmarañado mundo desconocidos e ignorados por muchos.

Pues, seguramente les parecerá una utopía o una locura a firmar sobre éste conocimiento de las cosas y sus efectos de que  LAS PIEDRAS SE AMAN; pero nosotros revisamos rápidamente todo lo que hemos tratado, llegaremos a verificar y a comprobar que la suma de todas éstas demostraciones, nos confirmará plenamente, sin confusión alguna, que mi aventurera teoría de las piedras se aman, que ingenuamente fue iniciada, es una verdadera certeza, comprobada literalmente.


 

Es conveniente citar aquí la bella expresión Erich Fromm , cuando afirma que "Idéntica polaridad entre el principio masculino y el femenino existe en la naturaleza; no sólo, como es notorio, en los animales y las plantas, si no en la polaridad de dos funciones fundamentales, la de recibir y la de penetrar. Es la polaridad de la tierra y la lluvia, del río y el océano, de la noche y el día, de la oscuridad y la luz, de la materia y el espíritu. "(pág.41)(5)

 

El mismo autor prosigue diciendo que "el gran poeta y místico musulmán",

Rumi, expresó esta idea con hermosas frases:

 

“Nunca el amante busca sin ser buscado por su amada.

Si la luz del amor ha penetrado en éste corazón, sabe que también hay amor en aquel 

   corazón.

Cuando el amor de Dios agita tu corazón, también Dios tiene amor para tí.

Sí la otra mano, ningún ruido de palmoteo sale de una mano.

La sabiduría Divina es destino y su decreto nos hace amarnos  el uno a otro.

Por eso está ordenado que cada parte del mundo se una con su consorte.

El sabio dice: Cielo es hombre, y Tierra, mujer.

Cuando la Tierra no tiene calor, el Cielo se lo manda;

cuando pierde su frescor y su rocío, el cielo se lo devuelve.

El Cielo hace su ronda, como un marido que trabaja por su mujer.

Y la Tierra se ocupa del gobierno de su casa: cuida de los nacimientos y amamanta lo  que pare.

Mira a la Tierra y al Cielo, tienen inteligencia, pues hacen el trabajo de seres inteligentes.

 

5 Erich Fromm, El Arte de Amar, pág. 41 y 42.

 

Si esos dos no gustaran placer el uno del otro, ¿porqué habrían de andar juntos  como novios?

Si la tierra, ¿despuntarían las flores, echarían flores los árboles?

¿Qué, entonces, producirán el calor y el agua del Cielo?

Así como Dios puso el deseo en el hombre y en la mujer

 para que el mundo fuera preservado por su unión.

Así en cada parte de la existencia planteó el deseo de la otra parte.

Día y noche son enemigos afuera; pero sirven ambos un único fin.

Cada uno ama al otro en aras de la perfección de su mutuo trabajo.

Sin la noche, la naturaleza del Hombre no recibiría ganancia alguna, y nada tendría entonces

                                                                                       el día para gastar.                 

          (p.122.3) (6)

 

(6)R.A. Nicholson, Rumi, Londres, George Allan and Varwin Ltd. 1950. (pag.122.3)

 

 


 

 

EL AMOR ES UN TODO

 

El amor es la fuerza coherente de los cuerpos (materia, átomos, cosas, piedras, agua, gaseosos, plantas, humanos, etc.) que se atraen y se desean de unos a otros constantemente, dentro de éste mundo y universo.


 

El amor no se encuentra en el corazón ni en el alma, tampoco en la mente; el amor es un todo, que se encuentra en ese deseo de esa fuerza interna y externa, que activa involuntariamente e instructivamente, sobre todos los cuerpos de los seres humanos en forma conjunta y total, se encuentra comprendida dentro de esa fuerza y energía, que existe interna y externamente, para atraerse recíprocamente o en su defecto, para repelerse constantemente dentro de la naturaleza, sembrando el odio, el rencor, la enemistad entre sus semejantes. Mas lejos se encuentra la esperanza, que el odio  entrando a la casa.

 

El amor no nace, no crece ni tampoco se desarrolla, ni mucho menos muere; pues, el amor es esa fuerza energética, que "no se  crea ni se destruye", el amor existe como una ley universal e infinito, y que solamente sus efectos son mensurables; puesto que, la ciencia ha establecido ciertas medidas, para medir y calcular la magnitud y la extensión de esta fuerza y energía que existe y que activa y motiva a los seres, tanto animados como inanimados.

 

"El mundo físico usa un sistema de mensura llamado cegesimal, abreviación de centímetro – gramo - segundo. Es decir, mide el espacio en centímetros, el tiempo en segundos y el peso en gramos, en el plano de la química y la física. El mundo atómico en cambio, usa medidas infinitesimales. Mide el espacio en unidades llamadas Angstrom, equivalente a 10-8 centímetros, es decir, a la cien millonésima parte de un centímetro (...) El tiempo atómico, ó mejor dicho, el nuclónico (...) es muy breve y tiene sus unidades de subdivisiones de segundos "(...) Rutheford, descubrió el núcleo del átomo y Wilson percibió las primeras partículas subatómicas en su maravillosa cámara de niebla (...) La vida del núcleo atómico transcurre dramáticamente cambiándose la energía en masa y ésta en energía en forma automática y precisa en perenne ritmo de creación y aniquilamiento. (...) Los habitantes del mundo nucleónico pueden, así, respirar una atmósfera de mutabilidad permanente y de evanescencia perenne..."  (p.15-17)(7)

(7) El Mundo Nucleónico-Ricardo Cruz Coke, pág. 15-17, cap. I.

 

Veamos si podemos aplicar alguno de estos sistemas de medición con respecto al amor:

 

“El Mundo físico usa un sistema de mensura llamado cegesimal, abreviación de centímetro – gramo – segundo. Es decir, mide el espacio en centímetros, el tiempo en segundos y el peso en gramos, en el plano de la química y la física. El mundo atómico en cambio, sus medidas infinitesimales. Mide el espacio en unidades llamadas Angstrom, equivalentes a 10 centímetros; es decir, a la cien millonésima parte de un centímetro (…)El tiempo atómico, o mejor dicho, el nucleónico (…) es muy breve y tiene sus unidades de subdivisiones de segundos (…)Rutheford,  descubrió el núcleo del átomo  y Wilson percibió las primeras partículas subatómicas en su maravillosa cámara de niebla (…) La vida del núcleo atómico transcurre dramáticamente cambiándose la energía en masa y esta en energía  en forma automática y precisa en perenne ritmo de creación y aniquilamiento. (…) Los habitantes del mundo nucleónico pueden, asi ¡, respirar una atmosfera de mutabilidad permanente y de evanescencia perenne…” (p.15-17)

 

En el presente extracto, que acabamos de leer, no encontramos sistemas de mensura alguna, que ni siquiera pretenda intentar dar alguna medidas o característica sobre el amor; el amor no es alto ni menos bajo, no es abundante ni insuficiente, tampoco tiene colores, no se puede decir que es amarillo o verde, menos tiene forma, no son redondos ni rectangulares; es decir, el amor no tiene dimensiones, solamente se puede sentir sus efectos inclinatorios de unión o de rechazo constante y permanente.

 

 

 

SERES NATURALES CON VIDA

 

Todos los estudios e investigaciones, nos confirman de la existencia de la vida, en todos los campos de la naturaleza, en los tres reinos de la naturaleza tradicional (animal, vegetal y mineral); es decir, esta fuerza y energía de atracción y de vivencias de todos los cuerpos animados e inanimados; mantienen su afinidad propia, conforme lo que sostiene los principios de la física clásica, hoy modernizada científicamente.


 

De otro lado también podemos afirmar que la palabra AMOR, solamente es un símbolo, no es la que une los corazones de un hombre y una mujer, ni menos la une las almas o espíritu, de los novios, de los enamorados, de las parejas, en una convivencia de hecho, para procrear descendencia, o, unirse en un matrimonio civil ante la ley, ante la municipalidad del lugar o en un matrimonio eclesiástico o religioso ante un párroco de la iglesia de su religión que puedan profesar los contrayentes.

 

 

CONTENIDO DE LA PALABRA AMOR

 

Como ya hemos explicado anteriormente, que la palabra AMOR, solamente es un símbolo, no es la que une los corazones de un hombre y una mujer, ni menos la une las almas y los espíritus, de los novios, de los enamorados, de las parejas, es una convivencia de hechos, para procrear descendencia, o, unirse en un matrimonio civil ante la ley, ante la municipalidad del lugar o en matrimonio eclesiástico o religioso ante un párroco de la iglesia de su religión que puedan profesar los contrayentes.

 

 

Pues, la palabra amor o amar, viene a ser una palabra en si misma vacía, o en su defecto, sin contenido, hueca en todos sus extremos; los hombres, las civilizaciones de los diferentes puntos de la Tierra, en forma convencional o de acuerdo a su  idioma o a su lenguaje propio de su grupo humano, que le permita la comunicación entre sus pueblos o naciones, para determinar y denominar dándoles un valor o en su defecto, un significado sustantivo a esta manifestación afectiva de expresar el AMOR o el AMAR; como en nuestro caso, nuestra lengua castellana, ha sistematizado los signos de AMOR o AMAR, para ver la manera de expresar y dejarse entender con mayor objetividad de ésta fuerza y energía interna que sienten corporalmente y que se atraen recíprocamente entre los seres; animados o inanimados; es decir; que le damos este valor y éste significado sustantivo, que trata o intenta denominar a esa fuerza interna que los seres, tanto físicos, vegetales y humanos, los poseen y los experimentan dentro de sus estructuras internas o externas, que los motiva o que los activa para desplazarse en conjunto, hacia sus semejantes o cuerpos que se atraen; o caso contrario, que se repelen constante y permanentemente en cada una de sus trayectorias o sus caminos y direcciones que adopten en las circunstancias en que se encuentren o que los rodean, para unirse o repelerse durante el movimiento o actividad constante y permanente que los seres animados como los inanimados, en donde se encuentren; ya sea sobre nuestro planeta Tierra, o cualquier otro planeta, que giran alrededor del sol, formando el sistema planetario solar; o en su defecto, en cualquier otro cuerpo sólido celeste, que giran con las estrellas, conformando materia dentro del vasto e ilimitado firmamento.

 

La palabra amor convencional El amor, jamás podrá ser definido ni menos comprendido en su verdadera dimensión, tampoco podrá ser calculado, o medido en su verdadera intensidad o visto y palpado; pues, solamente se podrá sentir y experimentar sus efectos, sus consecuencias, sus resultados y sus satisfacciones emocionales y corporales, a la medida de sus propias fuerzas y energías que lo generen.

 

 

CONVIVENCIA SOCIAL DEL AMOR

 

Que, saliendo de éste mundo físico universal, y a nuestra propia voluntad, nos limitamos solamente a tratar y a observar a un mundo más pequeño, que es el de la persona humana; entonces diríamos: que el "amor", que "esa fuerza", que ese "instinto", que ese "afecto", que ese "cariño"; llame como se llame; pues, no se encuentra en el órgano del corazón, menos se halla en el alma, ni tampoco en la mente de las personas; sino en esa energía y fuerza que lo relaciona con sus semejantes.

 


 

Pues, esta fuerza interna y externa que hay en el cuerpo del hombre, es que le hace ser por naturaleza un ser eminentemente social; es decir, el hombre no puede vivir aislado de su comunidad; como ya lo han dicho los Sociólogos, obligatoriamente  siempre requieren naturalmente relacionarse con sus semejantes, con sus prójimos y por ésta razón, esa fuerza interna que es el amor, la relacionará con sus progenitores, con sus hermanos, con sus parientes, con sus connaturales, con sus familiares, con su comunidad.

 

Esta multiplicidad de relaciones, tanto social, como interpersonales, no se encuentra desordenadas en la vida del hombre; ya que, por el mismo hecho de ser un ser social, también se rodea de una serie de instituciones públicas o estatales, privadas o empresariales, jurídicas, sindicales o grupos de dirección o administración; también por el simple hecho de vivir en un trozo de tierra, que conforma e integra el planeta "Tierra"; de todos modos, tienen que  estar enmarcados, encuadrados dentro de los límites de un territorio y de la sociedad a que pertenece, también conformará una nación y esta a su vez, tiene que tener obligatoriamente una organización; de ahí que resulte el Estado, como una institución suprema y ésta tendrá a su cargo la misión el de gobernar, regular las relaciones entre las  personas humanas a los hombres, a través de ciertas normas, tanto morales, como sociales y como jurídicas; en éste caso, vendría ha ser las Constituciones Políticas de Estado, que son precisamente las Cartas Magnas, que van a reconocer y ha regular las relaciones interpersonales, para que se respeten y se protejan, tanto sus derechos como sus obligaciones, personales, familiares y sociales; de ahí que se acostumbre promulgar las diferentes leyes y reglamentos que vayan a regular la vida de todos los hombres.


 

Dentro de esta convivencia social del hombre, que nace, que crece, se reproduce y luego muere; obligatoriamente aprende de su sociedad, que debe casarse y procrear hijos; pues, éste hecho natural le lleva a la persona humana a elegir su pareja, para formar su familia; precisamente a este simple hecho, previo de elección se le llaman "enamorarse" o "enamoramiento"; es decir, son personas que pueden atraerse y elegirse entre un hombre y una mujer; entre dos hombres o entre dos mujeres, con sus limitaciones naturales; pues, a ésta unión entre personas, entre familias, entre sociedades, entre naciones, se les denomina "AMOR".

Por eso decía, Edgar Allan Poe, en sus "Narraciones Extraordinarias", que (...) los modernos descubrimientos, en lo que puede llamarse magnetismo, o estática magnética, nos ofrecen la posibilidad de que los más naturales y en consecuencia más verdaderos e intensos de los afectos humanos, sean los que brotan del corazón como por simpatía eléctrica; en una palabra, que las más alegres y llevaderas cadenas síquicas son las que se remachan con una mirada (...), quiere decir entonces, que los seres humanos se  aman entre ellos, se quieren, se desean, se atraen, se estiman, se respetan por amor, por  esa fuerza interna y externa, que existen naturalmente en la vida de los seres humanos y se aprecia con mayor claridad sus manifestaciones y sus consecuencias; en el caso de la materia de las piedras, también se atraen y a esta fuerza interna y externa, que los coheciona se les llama "amor"; y por esta razón, podemos seguir afirmando categóricamente que “LAS PIEDRAS SE AMAN”; no existe materia inerte, todo lo que vemos o percibimos tiene vida, en las cédulas, en el átomo, la vida es manifestada por la energía y fuerzas que en ellos se  alberga y se encuentran.

 

 

 

 

 

 

 

CONVIVENCIA SOCIAL DE LA PIEDRA O

 

SENTIDO VITAL DE LA PIEDRA

 

En todas las sociedades del mundo, la piedra es un medio de vital importancia, es utilizada en todos los aspectos de la vida y de la supervivencia de la humanidad, desde sus primitivos momentos la piedra fue albergue, fue utensilio, que trabajó, fue ídolo, fue unión de sus alegrías, fue deporte, fue arma de agresión y de defensa y en muchas veces de construcción arquitectónica de caminos, de puentes de piedras, etc. y también peligrosa destrucción.

 

A la salida de mi pueblo de Tauca, (Pallasca - Ancash), en el cruce de los caminos, frente al Cementerio, se encuentra en el centro, una roca antigua llamada "Piedra del rollo", que existe la creencia popular que tiene atributos sagrados y que todas las personas que pasan por el lugar, deben dejar sobre la piedra una ofrenda, consistente en una flor o una piedrecita pequeña, para que se le conceda algún beneficio, durante el día en que pasaron junto a esa piedra.

 


 

En cuanto viaje a la ciudad del Cuzco, y al llegar a conocer el majestuoso Machu Picchu, el guía de turistas nos informaba que los historiadores la llaman la "extraña ciudad de piedra" y que además, "es uno de los lugares más interesante del mundo" y que viene a ser la "expresión de una belleza arquitectónica que no tiene similitud en el mundo"; pues, dentro de éste complejo arquitectónico pude advertir que existe un observatorio astronómico llamado “El Intihuatana”, (“donde se amarra el sol”), se encuentra ubicado en la cima de una pequeña colina, en el lado norte de la “Plaza Sagrada”, es una roca grande tallada; del centro sobresale una "porción vertical, servía para observar los movimientos del Sol  y determinar la sucesión de los equinoccios (primavera y otoño) y solsticios (verano e invierno), que guardaban estrecha relación con las actividades agrícolas"; fue tanto mi admiración al ver que varios turistas, se recostaban de cúbito dorsal, sobre la piedra grande tallada, curiosamente pregunté al guía de turistas y me  respondió, que se recostaban sobre la piedra  "para que se les transmitiera sus energías positivas que tiene la piedra, ya que se comunicaba con el Sol, la luna y otros astros, del firmamento"; ante esta respuesta muy segura, le pregunté, porque no hacían lo mismo con las piedras grandes que se encontraban en el templo del sol, talladas en planos escalonados, sobre el que se realizaban las ceremonias religiosas y los sacrificios de animales al Sol y me respondió secamente " no, porque en ellas se encuentra las energías negativas".

Esta misma escena, también pude observar, cuando visite el complejo arqueológico de “PISAC” en donde se encuentra el “Templo del Sol” con el “Intihucatana”; en donde varios turistas de diferentes partes del mundo, se recostaban sobre la piedra, para recibir sus energías positivas.

Así, por el estilo existen muchos otros lugares como en Puno, Cajamarca, Marcahuasi, las Lineas de Nazca, en Ica, con respecto al Perú; como también en México; y otras tantas en el continente Americano; y aún más todavía, en muchos lugares del mundo se les atribuye cierta pleitesía y misterio, sus creyentes hasta le emplastan como ofrendas, trozos de oro puro, como por ejemplo, la piedra redonda que sostiene un crucifijo en Jordania, en Asía occidental; o la de Mongolia en el continente Asiático, (que giran alrededor de una piedra grande o de un montón de piedras medianas, los hombres y mujeres, tienen que girar en círculo, imitando las manecillas del reloj, pidiendo un deseo dejando una ofrenda o prenda, para obtener sus deseos); o como las inmensas rocas y cuevas que sirven de retiro de los monjes en Grecia, lugares que son verdaderas joyas de ese país; y así otras tantas que se localizan en diferentes partes del mundo.          

Los historiadores, afirman que las "primitivas formas de comunicación ideográfica del hombre de la antigüedad", lo hicieron mediante sus grabados sobre las piedras, (escritura jeroglíficas cuneiformes) y precisamente lo ha conservado, hasta nuestros días, siendo base fundamental para nuestra historia, no sólo americana sino también europea.

 

En consecuencia, la piedra a tenido y tiene un sentido vital de gran importancia; para la existencia y supervivencia del hombre sobre nuestro planeta.

 

 

 

 

SENTIDO FIGURADO DE LAS PIEDRAS EN LA BIBLIA

 

Las piedras no solo fueron ídolos de nuestros antepasados; sino que  también, fueron metáforas de nuestra creencia dogmática que los profetas y Jesucristo mencionaron en varios pasajes de la Biblia, como por ejemplo la que se menciona en primera Epístola universal de San Pedro Apóstol 2:4-8; que glosamos literalmente lo siguiente:

 

“La Piedra viva”

 

“4) Acercándonos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, más para Dios         escogida y preciosa”.

“5) Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio 

      santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”.

“6) (...) He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que 

      creyere en él, no será avergonzado”.

“7) Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que

      los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo”.

“8) Y: piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo

     desobedientes; a lo cual fueron también destinados”.

En el Santo Evangelio, según San Juan 8:7; que literalmente transcribimos:

 

“La mujer adúltera”

 

“7) Y como insistieron en preguntarle, se  enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin   

      pecado, sea el primero en arrojar la piedra contra ella”.

 

En igual forma se  halla también en varios pasajes sobre el amor, como en la primera Epístola del Apóstol San Pablo a los Corintios, 13:1-13; que literalmente transcribimos lo siguiente:

 

“La preeminencia del amor”

 


 

“13(...) 8 El amor nunca de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas y la           ciencia se  acabará”.

“13) Y ahora permanecen la fé,  la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el                     amor”.

 

Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol, 4:7-21; que también literalmente nos dice:

 

“Dios es amor”

 

“7) Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido       de  Dios, y conoce a Dios”.

“8) El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”.

 

Que, así por el estilo, mucho se ha escrito sobre las piedras, según se podrá apreciar en la abundante literatura que existe en el mundo, resaltándose en sus diferentes dimensiones, como elemento necesario de la vida cotidiana, frente a la actividad y desplazamiento del ser humano sobre la Tierra.

 

 

 


 

MI GRATITUD

  

Espero haber dejado claramente explicado esta mi teoría que "LAS PIEDRAS SE AMAN", que fue concebida en cuanto cursaba mis estudios secundarios en el Colegio Nacional de "Pallasca" de la Ciudad de Cabana, Capital de la Provincia de Pallasca del Departamento de Ancash; y además a manifestar a los integrantes de la Promoción "CENTENARIO" de 1961, que no los he defraudado lo he demostrado racionalmente esta ingenua teoría y les agradezco tanto a mis profesores, que me enseñaron y a mis compañeros de estudios, que me supieron escuchar con paciencia mis explicaciones sobre el tratado y que finalizo este trabajo glosando una canción popular de mi pueblo de Tauca:

 

“A las piedras me arrimé

para ver si me consolaba,

si la piedra, con ser piedra

al verme, llora, lloraba”.

 

 

     - Fin -

 

Lima, Octubre de 1997.

 

 

 

 

Alumnos que integraron La Promoción

"Centenario Pallasca" del Colegio Nacional "Pallasca"-Cabana-1961.

 

  1. - Acosta Robles, Javier.

  2. - Azaña Miranda Alfredo

  3. - Castillo Olivos, Cesar

  4. - Del Castillo Alicia

  5. - Fuentes Cañari, Jorge

  6. - Hidalgo Gonzáles, Pligio

  7. - Murillo Rojas Mariano

  8. - Moreno Ravelo Arnulfo

  9. - Reyes Olivera, Bernabé

10. - Reyes Valle Herlinda

11. - Sifuentes Portal, Pedro

12. - Sandoval Colquicocha, Erasmo

13. - Vivar Manrique, Guilda

14. - Aranda Guzmán, Petronila

15. - Rojas Ayala, Vicente.

 

Profesores:

Judith Nieto Mendoza

Francisco Rosales Zaragoza

 

(Vocero Estudiantil "AMAUTA" Nº 3, Cabana 6 de Enero 1962).


 

 

 


 

SEGUNDA PARTE

 


 

LAS PIEDRAS

SE  AMAN

        

 

(POEMARIO)

 

(II)

 

(Canto de Piedra)

 

 

  POR

 

A.   ARNULFO MORENO RAVELO

 

 

(Lima, 01 de Octubre de 1997)

 

 

 

 

  


   

 

 

 

PROLOGO A LA SEGUNDA PARTE

 

Remembranzas estudiantiles

 

El 23 de Noviembre de 1959, Arnulfo Moreno Ravelo ( Tauca, 1940), estudiante todavía del Tercer Año de Educación Secundaria en las aulas del Colegio Nacional “ Pallasca”, de Cabana, gratamente nos sorprende con la original tesis LAS PIEDRAS SE AMAN, de la soy testigo presencial al haber escuchado sus puntos de vista explicitados entre la seriedad hierática y la risa achacotada de algunos estudiantes, que no entendían aun su juvenil y talentoso pensamiento.

 

La educadora y maestra, de vocación y carrera, Doctora Judith Nieto Mendoza, se convierte a partir de la fecha en orientadora del Poeta – Filosofo, que ciertamente, asombra a quienes, a la razón no comprendían temas filosóficos y científicos, como los que ya platea Arnulfo Moreno Ravelo.

 

Testigos son igualmente, los cuarenta y ocho alumnos del Tercer Año de secundaria. Quienes, motivados por la Ley de Contradicción de la Dialéctica: ríen sueltos de huesos, unos, o, adoptan frigidez, calculadora de la ciencia, otros.

 

Empero, del ditirambo apologético, a la profunda prosa filosófica y la poética culta y excelente, hay lógicamente una enorme distancia y notables cambios de estructura y sistema, y de fina y atenta lectura y creatividad.

Eso es lo que entendemos actualmente, a cerca de LAS PIEDRAS SE AMAN, de Arnulfo Moreno Ravelo, destacado Escritor, Poeta, Ensayista, Dirigente, Conferenciante y Luchador Social.

 

Las piedras se aman

 

 La obra del rubro, está dividida en dos partes. La primera, es prologada por nuestro conspicuo amigo, condiscípulo, colega y pariente, Doctor Pedro Sifuente Portal ( Cabana, 1941), quien, con el experimentado manejo filosófico, metodológico y propedéutico, hace un detallado estudio y análisis de las teorías LAS PIEDRAS SE AMAN, QUE FUNDAMNETA Arnulfo Moreno Ravelo, en su obra cumbre, pensada y sostenida, desde su feliz adolescencia, y cuando en 1961, la insigne y querida, Maestra Judith Nieto Mendoza, escribiera como apunte bibliográfico que: “ Alipio Arnulfo Moreno Ravelo.- Brigadier General del Colegio por lo tanto es un Tauquino muy estricto, a la vez que es noble y caritativo; romántico por lo que le llamamos “el poeta del amor”; está escribiendo algunas obras literarias y filosóficas. Afirma que en una de sus obras demostrara racionalmente que “las piedras se aman”. Le deseamos muchos triunfos en el porvenir”; en la revista AMAUTA, vocero estudiantil, dirigido por el entonces destacado estudiante Vicente Rojas Ayala (Cabana, 6 de Enero de 1962)

 

Más, nosotros nos ocupamos de la Segunda Parte, correspondiente a la poética. Para entenderla, creemos imperioso reflexionar acerca de lo que es la Poesía, las Naciones Unidas, a través de sus expertos, tienen registradas más de quinientas definiciones; pero, nosotros, que siempre rompemos esquemas, por la ley de la creatividad, apuntamos y explicitamos vuestro concepto de lo que, perfectamente comprendemos por la praxis del hermoso y divino ARTE DE LAS MUSAS.

 

La poesía

Esencia medular de la belleza y del espíritu, es la singular plasmación artística, maravillosa y extraordinariamente estética de la palabra y el pensamiento; además de los ideales; pero, realizada y cultivada con vocación, talento y profundísima sensibilidad sentimental y humana. 

 

Observada, pues, desde esta óptica, la más famosa y energía lupa de lo bello y catalogico que vivencian los poetas, Apolo, Orfeo y las nueve musas: Caliope, Euterpe, Clio, Erato, Melpomene, Polimnia, Talia, Terpsicore y Ucrania; el origen ensayo Florilegio, LAS PIEDRAS SE AMAN, es un reflexivo, filosófica y hermoso poemario, compuesto de más de doscientas ochenta estrofas, de diversa estructura métrica, propia de la Poesía Libre y el verso blanco; pero que, guarda la correspondencia y la rima asonante y consonante, propia de la poesía Española clásica…

 

Esta obra, rimbombante y sonora, es el Canto a la Piedra, protagonista apostrofada con la que, Arnulfo Moreno Ravelo, hace y entreteje su elegante y eufónica poesía…

 

 

Antología

 

“…de un mar oscuro y solido

en donde mueren y nacen                                   CONTRADICCIÓN

esperanzas intocables

llenas de ciencia y filosofía

que la mente destina…”

 

“…tampoco dejes la alborada

que de lecho te sirvió la tierra

y de alimento te sirvió el agua

puliendo tu esperanza

de tu desigual naturaleza”.                        HIPERBATIN

 

“Canto a las piedras de Tauca

a las piedras que nacen me vieron             IMPOSIBLE

y a las piedras del mundo

que mi existir construyeron

y abrigaron mi infancia

y cultivaron mi inspiración…”                           CONJUNCION

 

“Piedra contra piedra cantas

el amor cautivo de tu silencio

y en un abrazo del mundo divino

en varios colores, enmudecido hablas                IMPOSIBLE

en alguna parte lejana del rio”.

 

“¡Oh! Piedra, eres un beso de viento

lindante entre el corazón y el alma            PARADOJA

y por tu inconmensurable aliento

transbordas la luna en sombra,

estrellando la noche del infinito

en el busto de aquella alma

y en sus manitas lo ilimitado

como fragancia de rosa

que a la caricia de deshoja”.                      METAFORA

 

“¡Oh! Piedra, piedra

afecto y abrigo de noches                                   REDUPLICACION

ternura y cariño de mañana,

en ti no existe el odio ni rencor                           SINONIMIA

tampoco cabe controversias

a pesar de tu estructura amorfa

siempre derramas tu amor

como las cosas extrañas”.

 

“…en tus duras entrañas

no encuentro enemigos

tampoco resentimientos

menos se tejen patrañas

en tus hermosas inclinaciones”.                          HIPERBATIN

 

“La piedra es la piedra

científicamente muda,

no solo se escribe poesía                                    IMPOSIBLE

poesía también es la piedra

que acaricias con tu esencia”                     HIPERBOLE

 

La piedra es la piedra

palpitante y callada,                                  PARADOJA

lloviznada por el solar

en donde encuentras la madrugada

de la esplendida humanidad”.                   EPITETO

 

“La piedra rígida y dura

congelados sentimientos,                                    EPITETO

la vida pura y desnuda

que atraviesa los infiernos”.                      METAFORA

 

“Planta con planta se injertan

piedra con piedra se incrustan                            APOSTROFE

carne con carne se adoran

pues, enhebra este terceto

y sacras cual es su pensamiento”.

 

“El amor es un camino                              DEFINICION

un camino a la inspiración,

la piedra dura un misterio

de enigmático corazón”.

 

“El amor es la eterna flor                                    DEFINICION

Que no se marchita ni se consume,

La piedra trasluce el corazón

Que no se agota ni se extingue”.

 

“El amor, fe interna del ser

cielo profundo de aroma,

sustento angular amanecer                        EPITETO

es la tierra fértil y tierna”.

 

“Piedra carcomida

consumida por el tiempo,

dolor de humanidad partida

en trozos cruzados de entierro”.                         COMPARACION

 

“Piedra dura y eterna                                APOSTROFE – ANAFORA

piedra del camino,

sobre ti la iglesia

asentó su destino”.

 

“Cósmica piedra                                       EPITETO

nacida de manantial,

como uva de pascua

signo universal”.                                       METAFORA

 

“Talla piedra                                             EPITETO

hiedra de hombres,

historia del pasado                                             ELIPSIS

cavernas populares”.

 

“Piedra del rollo

piedra de Tauca,

para ti va mi canto

de luna y agua”                                         METAFORA.

 

“Las piedras se aman

y seguirán amándose

aun cuando se separen;

en cualquier parte del mundo

siempre irán cantando

sólidamente unida rosa,                                      HIPERBOLE

por el cordón umbilical

de la madre terrosa”.

 

 

 

“Piedra ideal espacio intimo

carne palpitante del cuerpo,                      APOSTROFE

reflejo personal místico

lenguaje original humano”.

 

“Piedra ternura y tristeza

adolescente del campo,

imaginación de naturaleza

cara del mismo tiempo”.                                     CONTRADICCION

 

“Piedra con fuerza adentro

bisentimental alta,

arma de entendimiento

absurdo calvario del alma”                       OXIMORON

 

“Solida piedra de América                        EPITETO

piedra angular del Mundo,

en ti descansa la esperanza                       METAFORA

como un solo ser mudo”.

 

“Piedras

caprichosa escultura,                                 EPITETO

escritura del destino

¿Oh! Piedra poderosa

Lenguaje del infinito”.

 

“El amor es tan tierno

no  conoce fronteras,

el amor es cielo y es infierno                     PARADOJA-OXIMORON

el amor es tu destino

el amor es lluvia y energía…”                   ANAFORA

 

 

LAS PIEDRAS SE AMAN, es un suave atenuante paleador. Frente a este sistema caduco de consumo y nada de producción, en que nos ha convertido esta sociedad de anomalía y crisis social, política, económica, mental y culturalmente, en la que el hombre se está robotizando (alienado, desconcientizado, despersonalizado, acomplejado, timorato, sin ánimo de progreso, sin metas y objetivos concretos, sin destino, sin patria y sin Dios) Empero, gracias al inexorable retorno del Pachakuti Andino, fenómeno filosófico, político, social y económico, con sus instituciones de alta dirección ejecutiva y la tendencia Holística del permanente aprendizaje,

Seguido de la praxis de los paradigmas del Milenio: la humanización del hombre y su historia dignificación con sus valores y derechos para devolverle su existencia, pero con fe, unión, educación, trabajo y bienestar,

Que nos llevara a encontrar nuestra genuina identidad, rumbo a la Integración Americana, que ya esta próxima y que es la convocatoria, del pasado y del presente de los precursores, próceres, héroes, poetas, amautas, luchadores sociales, promotores culturales, quienes, tal Arnulfo Moreno Ravelo, como escritor, como profesional y ser Social Pensante, solo plantea el amor, la razón, los derechos y valores humanos, la Patria, la Democracia que, que lo plantea hace más de cuatro décadas que LAS PIEDRAS SE AMAN, para dar el ejemplo a los niños y a los jóvenes que debemos, como nos enseño el más grande Maestro y Rabí de Galilea, potencia y sabiduría de Dios; cuando en el Monte El Hernon, expreso simple y sencillamente: “ amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”, expresando además, dulce y sabiamente las bienaventuranzas…

 

Piensa, el eximio vate que la piedra… le dará la fuerza  “para retrasar las saetillas / del reloj alejado y perdido” que le servirá para recuperar  su origen de “lo más puro del alma”, que el “amor camino de verdad / afecto de existencia / anverso a la realidad / el odio es la espalda / espalda del rencor / dolor del desprecio / sabor áspero y amargo / camino del sudor” ; “ el espacio piramidal / romperá el cielo / en dos caminos primaverales / quedara tendido el silencio / como los rojizos siderales”, que “la patria / es una ilusión / de muchas sensaciones / posibles de alcanzar / como el duro corazón / de la misma piedra / que reserva a todo el mar / eterna como toda piedra” viviente.

 

Cree también, muy seguro, que LAS PIEDRAS SE AMAN, que la piedra es la “ciencia inagotable / mar del conocimiento”.  La “ penumbra de la retama / tiniebla de tuna / olor fuerte de ruda”… “ tristísimo anochecer por dentro”…”sonrisa de menta y jarana” o, que la democracia, la razón, el amor, los derechos, el día, las ideas, las fronteras de los cielos, la primavera, los hombres y la vida misma, son sencillamente, consecuencia lógica de la existencia de la piedra…lo lógica y controvertida humanidad, o cómo piensa Salvatore Cuasimodo, Premio Nobel de Literatura, cuando sostiene; “ la poesía es libertad y verdad de su tiempo y no una vaga modulación del sentimiento” ; pues la poesía “expresión de la belleza ideal mediante la forma artística del verso… está en la misma idea poética, en el modo de concebirla y sentirla” (Meneses, 1936), esta en este poemario, plagado de figuras y licencias literarias, como en los otros florilegios de Arnulfo Moreno Ravelo, que, me hace pensar que solo los poetas, los escritores, los artistas y los luchadores sociales, tienen las más poderosas armas, para quienes las esgrimen, para combatir y para siempre, el hambre, la miseria y el mal.

 

 

 

Lima, Carabayllo, 26 de marzo del 2000

 

PLIGHIO HIDALGO GONZALES

Presidente de Ateneo Andino Internacional

Secretario General de la Asociación Nacional de Escritores (ANEA)

Primer Vicepresidente de la Federación Nacional de Escritores (FESP)

Representante de la asociación Mundial de Escritores (AME) Vizcaya, España.

 

 


 

Poesía

es silencio,

es profundidad,

es flor y amor,

toda eternidad,

ese es poesía…

 

A, A, M, R,

 

 

 


 

 

CANTAL I

 

Las piedras se aman

como el agua a la tierra

como la tierra al mar.

 

Las piedras se aman

como el aire a las plantas

como las plantas a su lugar.

 

Las piedras se aman

como la luna al sol

como el sol al universo.

 

Las piedras se aman

como los hijos a su madre

como su madre a Dios.

 

Las piedras se aman

como la noche al día

como el día a la luz.

 

Las piedras se aman

como las abejas a la flor

como la flor a la ternura.

 

Las piedras se aman

como los seres a la vida,

como la vida al querer.

 

Las piedras se aman

como el hombre  a la mujer

como la mujer a su ser.

 

Las piedras se aman

como el Corazón al alma

como el alma al placer.

 

Las piedras se aman

por que realmente se aman,

Las piedras se quieren

porque realmente se quieren,

no se apartan de lo que son

tampoco son de los que se apartan,

no se separan de la vida

la vida compartimos,

caminamos en conjunto

útiles todos, todos

como una gran familia

en un inmenso hogar


 

de un solo firmamento.

 

 

Cantal II

 

 

Temerosamente, piedra,

me introduzco al lugar

del firmamento empotrado,

y puedo palpar el lunar

emocionalmente recostado,

cual mundo apacible y cansado.

 

En tu inmensidad interna

me atreví a explorar

opúsculo desconocido

un amor inalcanzable

de un mar oscuro y sólido

en donde mueren y nacen

esperanzas intocables

llenas de ciencia y filosofía

que la mente destina

como una masa limitada del día

en un confín de ideales

que se escapan contigo

por  el borde del camino.

 

Eres un afecto perdido

en la nomenclatura del tiempo

cual nave sin puerto

y aliento sin vida

ruedas de uno y a otro lado

construyendo los cimientos

del hogar pensamiento.

 

Piedra, que naces del cosmos

piedra, que existes en el tiempo

jamás te alejas de tu origen,

tampoco dejas la alborada

que de lecho te sirvió la tierra

y de alimento te sirvió el agua

de tu desigual naturaleza.

 

 

Piedra sobre piedra

conformas montañas

fuertes e invencibles cordilleras,

partes la tierra

como te da la gana

y erupciones los volcanes

en cualquier parte que quieras.

 

Canto a las piedras de "TAUCA"

a las piedras que nacer me vieron

y a las piedras del mundo:

que mi existir construyeron

que abrigaron mi infancia

que mi inspiración moldearon


 

que, hermética, mi esperanza

de aurora florecieron  

como silencios del corazón.

 

Amor de piedra que brotas

como el agua del alba,

como las diáfanas heladas

de las lagunas de Tuctubamba

puras y cristalinas de cielo,

unes al pedacito de TAUCA

cual beso de sonrosada sonrisa

con el mundo entero.

 

Piedra contra piedra cantas

el amor cautivo de tu silencio

y en un abrazo de mundo divino

en varios colores enmudecido hablas

en alguna parte lejana del río.

 

Piedra amorosa del recuerdo

piedra viva de hermosa flor,

junto a ti fue amado

bajo el firmamento y calor

 

¡Oh!, piedra fiel y blanca de dicha

por tus grietas te sonríes dulcemente,

como un clavel frágil al día

escondes duramente tu alegría

como solitario caminante.

 

¡Oh!, piedra fiel y blanca de dicha

por tus grietas sonríes dulcemente,

como un clavel frágil al día

escondes duramente tu alegría

como solitario caminante.

 

¡Oh! piedra, eres un beso de viento

lindante entre el corazón y el alma

y por tu inconmensurable aliento

transbordas la luna en sombra,

estrellando la noche del infinito

en el busto de aquella dama

y en sus manitas lo ilimitado,

como fragancia de rosa

que a la caricia se deshoja.

 

Cantal III

 

 

¡Oh! piedra, piedra

premisa contradictoria

principio científico

duro como ella misma

ignorada en el mismo río,

principio obscuro

de hermética aurora

fundamento madurado

cual música muda

encamina al final ignorado.

 

¡Oh! piedra, piedra

afecto y abrigo de las  noches

ternura y cariño de mañanas,

en ti no existe el odio ni rencor


 

tampoco cabe controversias

a pesar de tu contextura amorfa

siempre derramas tu amor

como las cosas entrañas.

 

 

¡Oh! piedra, piedra

corazón de  hombres,

idilio de inocentes niñas,

en ti no encuentro resquemores,

sólo hay querer y devociones  

que sostienen piecesitos de reinas

en un agreste caminar

o en límpido cristal.

 

¡Oh! piedra, piedra

que te inclinas a querer

como cosas del amor,

en ti despunta el amanecer

como perfil de una sombra

que guardas en el anochecer

de tus moléculas en calma

como un volcánico placer.

 

¡Oh! piedra contra piedra

de apaciguada voluntad

de tus ángulos deformes

clarean tu amistad,

alegre o dolorosa

a medida de quién se acerque

como el agua en la calzada

hasta donde llene el estanque.

 

 

Cantal  IV

 

La piedra es la piedra

ni antes ni después

siempre es la piedra,

sola e inanimada;

para muchos inadvertida.

 

La piedra es la piedra

rocas inamovibles del orbe

aparentemente sin vida

libres y sin amos al tiempo

regocijan de su gloria.

 

 

 

La piedra es la piedra


 

científicamente muda,

no sólo se escribe poesía

poesía también es la piedra

que acaricias con tu esencia.

 

La piedra es la piedra

palpitante y callada

lloviznada por el sol

en donde encuentras la madrugada

de su espléndida humanidad.

 

La piedra es la piedra

amorfa e irregular

palpando sus aristas

es teoría de la relatividad

en los paisajes de artistas.

 

La piedra es la piedra

en las galaxias o en la tierra

en cualquier lugar ubicada  

siempre hablará sola

como patrimonio de la humanidad.

 

La piedra es la piedra

siempre será vital

traslucida abierta,

formara su aspecto dual.

 

 

Cantal V

 

Piedra dividida en dos

hacia el norte y hacia el sur

ambas mirando a Dios

como bocas abiertas de azul

 

Piedra rígida y dura

congelados sentimientos

de vida pura y desnuda

que atraviesa los infiernos.

 

 

Piedra aguerrida y noble

concentración de corazones

solida perpetuidad de nombre

en ti los años  van de amores.

 

Piedra, geografía tropical

emanas furtivas  miradas

en cualquier parte angelical

vas uniendo la tierra y el mar.

        

 

Cantal VI

 

El amor es la fuerza

coherente de los cuerpos,

piedra compacta y dura

enjalbegada mañana.

 

Planta con planta se injertan

piedra con piedra se incrusta


 

carne con carne se adoran

pues, enhebra este terceto

y sabrás cual es tu pensamiento.

 

El amor es un camino

un camino a la inspiración

la piedra dura un misterio

un misterio de corazón.

 

El amor es la eterna flor

que no se marchita ni se consume

la piedra trasluce el corazón,

que no se agota ni se extingue.

 

El amor es la fe interna del ser

que no se ve ni se exterioriza,

la piedra es sustancia angular

de la edificación de la tierra.

 

El amor es la vida

la vida es la realidad

la realidad habita

como piedra trangular.

 

Piedra de la vida

esquina de la orientación

tañido del alma andina

sustancia de aleación.

 

La piedra es salvaje y humanitaria

limítrofe del barro y de la arcilla,

en ti, nacen los ficus y el día

como quien abre una granadilla.

 

 

 

Cantal VII

 

Piedra redonda

vida limitada

amor centrada

núcleo de la tierra.

 

Piedra del agua

fría con sangre

verde amorosa

vestida de lumbre.

 

Piedra triangular

del mundo que gira

límite singular

que construyes la idea.

 

Piedra carcomida

consumida por el tiempo

dolor de humanidad partida

en trozos cruzados de entierro.

 

Piedra dura y eterna

piedra del camino

sobre ti la iglesia

asentó su destino.


 

 

Cósmica piedra

naces del manantial

como uva de pascua

signo universal.

 

 

Piedra tallada

piedra de hombres

historia del pasado

cavernas populares.

 

Piedra del río

piedra del mar

canta tu amorío

en un mudo palmar.

 

 

 

Cantal VIII

 

"Piedra del Rollo"

piedra de TAUCA

para ti va mi canto

de luna y agua.

 

"Piedra del Rollo"

vida incrustada

monumento del recuerdo

formada de esmeralda.

 

Piedra de antepasados

olfato de humanidad,

santiguando los que se van

te dejan su sentido corporal.

 

"Piedra del Rollo"

piedra bendita

merced y meollo

fe de la Tauquina.

 

Piedra sobre piedra

frío palomar

amor de piedra

flores al nevar.

 

Entorno del pueblo

frontera del tiempo

esperanza del viajero

custodio del lejano recuerdo.

 

Piedra de encanto

ramillete de lirio

fortaleza del pasado

desprendido del rocío.

 

Delicia que llevo

por el vértice del alba,

flor de saúco

reflejo de agua,

a ti te canto

piedra de TAUCA.

 

 

Cantal IX

 

 


 

Las piedras se aman

y seguirán amándose,

aún se separen;

en cualquier parte del mundo

siempre irán cantando  

sólidamente unida rosa,

por el cordón umbilical

de la madre Tierra.

 

Piedra clave de independencia

nexo de la sensibilidad extrema

éxtasis de la contemplación

muestra bipersonal de la existencia.

 

Piedra idea del espacio íntimo

carne palpitante del cuerpo

reflejo personal místico

lenguaje original del humano.

 

Piedra eres poco y vasto

eres poco y nada

primitivo y culto

metáfora de la duda.

 

Piedra ternura y tristeza

adolescente del campo

imagen de antaño y vieja

cara de la misma moneda.

 

 

Pedro, hermano

de común destino

rebasas la natura

de natural juramento.

        

 

 

Cantal X

 

 

Piedra con fuerzas adentro

bisentimental alta

armas de entendimiento

absurdo calvario del alma.

 

Piedra sólida de América

piedra angular del mundo

en ti descansa la esperanza

como un sólo ser mudo.

 

Piedra dominio irreducible del cuerpo

simbólicas imágenes del universo

expresión inconfundible del futuro

respuesta artística de todos los siglos.

 

Piedra, transparencia y suavidad

divisa de dulzura y diseño de arte

nada violencia ni agresividad

recreación escénica del hombre.

 

Piedra construida

sin nacionalidad

base de economía


 

tema de estabilidad.

 

Piedra perfil discreto

cultura nacional

ultranza de extremo

compacto social.

 

Piedra hermética

en el huerto y en el hogar

siempre serás eterna

con asombrosa frialdad.

 

 

Cantal XI

 

 

Piedra,

caprichosa escultura

escritura del destino

¡oh!, piedra poderosa

lenguaje del infinito.

 

Piedra cósmica

convive con la razón

piedra trabajada

amor de corazón.

 

Piedras de aguas arriban

piedras de aguas abajo

discurre sola y callada

como las hojas del tiempo.

 

Piedra de efímero deseo

vientos que pasan y pasan

en fugaz sentimiento

siempre a temporada quedas.

 

Piedra, mientras estás de ida

cuanto rastrojo queda,

indicios de verdad esperando sonrisa

vertientes y caminos que cuelgan.

 

        

Cantan XII

 

 

Piedra materna

sensoriable soledad,

amor de natura

vibración de amistad.

 

Receptáculo de roció

cantera de singularidad.

esencia del roció

Energética de voluntad,

 

Piedra del corazón

me sustrajiste el amor,

descendencia de sensación

símbolo de toda flor.

 

 

Piedra del ayer

piedra del futuro

rebosante de miel

trinitaria en uno.

 

Cual corazón abierto

abierto hacia el cielo,

florece como piedra

piedra descansada al suelo,

de azul blanco hielo

en gotas se levanta

lenitiva de esperanza.

 

 

CANTA XIII

 

 

El amor es la luz


 

el amor es la propia vida

el amor es la juventud

el amor siempre es día

el amor no se apaga

tampoco termina.

 

El amor es alegría

el amor abraza el más allá

el amor vive y ríe

como una flor

del color que prefieras.

 

El amor es tan tierno

no conoce fronteras

el amor es cielo y es infierno

el amor es tu destino,

el amor es lluvia y energía

el amor es aquel que te guía,

el amor es una rosa

una rosa encarnada

en las maravillas del alma.

 

 

 

 

 

Cantal XIV

 

 

La piedra es la vida

la vida hecho realidad

la realidad concreta

de pura casualidad.

 

La piedra es verdad

la sinceridad petrificada

de forma y propiedad

racionalmente pura y clara.

 

La piedra es efectiva

la existencia verdadera

la piedra es real no cambia

la realidad es la vida.

 

Mientras exista la piedra

no existirá la duda

la existencia de la vida

formará el concepto de piedra.

 

 

Cantal XV

 

El amor es la unión 

de cuerpos imaginarios,

constituidos de corazón  

vinculados expresionismo .

 

Amor de soledad y día,  

de verdes campos,

piedra sólida armonía

conexión dorados cuerpos.

 

El amor es vida

la vida es realidad

la piedra existe


 

entonces es vida.

 

La verdad conforme

equilibrio de pueblos,

sentida y pensada

paisajes bellos,

artistas de avanzada

perpendiculares de plata.

        

 

Canta XVI

 

Piedra angular

sólida como acero

ejemplo de hogar

sedentario y duradero.

 

Piedra eterna

ángulo del pasado

arista llena

clásico recuerdo.

 

Piedra, naturaleza viva

piedra naciste oliva

piedra quedaras linda

siempre serás piedra

existencia de la vida.

 

Mañana, tarde y noche

siempre encontrarás piedra

porque de piedra germinaste

y como por encanto

a la piedra regresarás...

 

Cantal XVII

 

Monocorde de armonía

caricias de amor

cerritos de alegría

serranía en flor.

 

Piedra indolente

enfatizas tradición

motivando el arte

como poeta y canción.

 

Angulo de soledades

frías blancas esquinas

rincón de vegetales

como ovejas que trasquilas

 

Entre las oscuridades

vas quedando herido,

lleno de sentimiento

como silencio de cementerio.

 

 

Canal XVIII

 

Amor de piedra

no comprendido

raíces de hiedra

salvaje y tardío.


 

 

Amor de  piedra

fría y olvidada

oculta alborada

llevas en ti amada.

 

Amor  de piedra

duradera y sólida

amor que no se esfuma

piedra, compacta y pura.

 

Amor  humano

falso y cruel

amor de piedra

verdadero ideal.

 

Amor humano

fugaz y subjetivo

amor de piedra

consolador adjetivo.

 

Hombre que ama

penetrante y sincero

piedra que cobija

morada de acero.

 

El hombre que amó

no fue correspondido

la piedra, no fue amada

pero; fue piedra

receptor y amigo.

 

Cantal XIX

 

Higiénica piedra

sin paredes ni techos

siempre límpida

jamás tienes desechos.

 

Piedra de agua fría

mausoleo de avanzada

pirámide de María

altura de mirada.

 

Piedra simple

templo de granito

sol ardiente

lágrimas de infinito.

 

Tienes un fondo de piedra,

un fondo que ruedas

un deseo que ocultas

con herméticas puertas.

 

Piedra caliza

cantar de pureza,

piedra de alba

vestimenta del alma.

 

Cantal XX

 

Piedra angular de la casa


 

la casa no es la piedra

la piedra no es la casa

pero, contienen la piedra

teoría ejemplar de la casa.

 

Amor  de piedra

amor de viento

amor de planta

unido pensamiento.

 

A las plantas

se cogen por sus hojas

a los hombres

por sus pensamientos

a las piedras

por sus formas

y a las formas

por sus sombras

y a las sombras

por sus hechos

y a los hechos

por sus crespos.

        

Cantal XXI

 

Piedra, de  vasta sierra

de avizorada creadora,

ocultando posible aurora

de petrificada escultura

heredera de cósmica vida.

 

Expresión singular

conjugas pasiónal 

vivacidad azulina

metáfora fugitiva

cabalgas durante el día.

 

Imagen de artística piedra

de formación lírica

toda una perfecta  estrofa

de extensa superficie poética.

 

No tienes métrica definida

pero, conformas aristas del verso

expansión lírica maravillosa

de un mar profundizado.

 

Existencia del tiempo

en todas partes te cantan

del mar hasta el campo

en hombros te  levantan.

 

Eres temática telúrica

magia única terrenal

expresión demográfica

alba poética matutinal.

 

somos seres con vida


 

rebasamos los espacios

tú y yo alumbramos el día  

de auroras muchas veces inéditas,

y excavamos los pretéritos.

 

Traductor fugaz y laborioso

geoglifo nato amoroso

obsequio físico y espiritual

en ti pongo mi fe de animal.

 

Cantal XXII

 

Raíces andinos de piedras

hitos escasos de playas

mezcla de nítidas mañanas,

acostadas en el horizontal,

como blancas palomares

erguidas junto al vertical.

 

Hábitat de seres

defensa de guerras

base de fortalezas

en ti brotan amaneceres

de hombres y piedras.

 

 

Trabajando el campo

en granizos de átomos escapan

por entre mis dedos,

contrarrestando lo tierno

en cáscaras resbalan

como hojas de naranjos

como flores de alfalfa

cual reflejos de luna

se riega el planeta.

        

 

Cantal XXIII

 

Tácitas dimensiones

desde la tierra al universo

formas una sola familia

creación de vida y verso.

 

Espesas cejas de selva

bajo una mirada cariñosa

de relámpago y lluvia

breve y sencilla pintoresca.

 

La trilogía de piedra

internamente corre en el ser:

es agua, es vida, es amor,

es la piedra de esperanza.

 

Refulgente rosa

Dulcificado amor,

Se adentra en la roca

y en la misma tierra,

de rozagante blancor

va trasluciendo de aurora.

 

        

Cantal XXIV

 

 

Piedra,

que ruedas por el mundo

como cartas de amor

en sobre abierto;

sinfonía de noche

enmudecida

púrpura de flor

en rosa dividida

 

Piedra,


 

calor de verano

dolor de fin de año;

adentrado al vado

en columnas de antaño;

 

Piedra,

virada cambiante rumbo

surcadas de poderes,

como agitadas oleajes de a bordo

circulas todo el mundo.

 

Piedra,

pesada en tierra fangosa

arrebatas la noche de invierno,

con  agua tornas peligrosa

y  todos huyen de tu infierno

como varios ríos sin sombra.

 

Piedra,

color discreto y neutro

de estaciones bordadas

la luminosidad de tu rostro,

es la ciencia de miradas.

 

Piedra,

De  origen y de fenómeno,

sonrisas de piedra que alejas

el cielo de su reflejo ajeno,

como oscuras metálicas rejas.

        

Cantal XXV

 

Piedra,

eres principio de cosas

eres fenómeno natural

eres sin duda ciencia y olvido,

eres orografía ciprezal

conocimiento recostado alivio.

 

Piedra,

eres inevitable ribera,

prismática búsqueda

en tu litósfera recogida,

eres condición humana

como la música de la vida.

 

Piedra,

placer de jarana

contrapesas mi razón,

apropiada emoción interna

aceleras el ritmo del corazón

motivando a voluntad la vida.

 

Piedra,

que haces la vida menos absurda

inexplicable continente cerrado,


 

que haces la vida menos esquiva,

he huido hacia tu desconocido

para encontrar solución inmediata.

 

Piedra,

Me encuentro hurgando tus ángulos

para comprender tu palabra,

desde luego, no son espejuelos

es realidad de piedra quebrada

con  capacidad persuasiva de gana.

 

Piedra,

capturas mi atención y deseo

soy interlocutor de tus recursos,

sinceridad de tu objeto,

para escalar escondido secreto;

pero no encuentro un derrotero

aunque  tengo labor de herrero,

porque eres un mundo nuevo.

 

Piedra,

famosa dualidad

tú me das tu agua

yo te doy mi alma.

 

Piedra,

eres cuerpo natural vivido

eres personaje poderoso

eres hito evocador alivio

te siento y te escucho cero

isodinámica del cuerpo.

 

Piedra,

eres  asombro artificioso

mi admiración de niño,

eres suceso maravilloso

dintel peculiar de mi sueño;

eres toda mi fantasía

toda mi vida diaria

en ti germina la belleza

con jardín de rosas

como margaritas y malvas

florecen en mi propia vida.

 

 

 

        

Cantal XXVI

 

Piedra,

eres libro cerrado

atesoras conocimientos,

eres filosofía hermética

de fríos e ignorados ángulos.

 

El hogar sin lectura

es planta sin riego,

calor sin ternura

reserva de riesgo.


 

 

Ama a tu tierra

como a ti mismo

nacerá la aurora

como si fuera tu hijo.

 

Lo que se concibe

fácilmente se comprende,

desnudando la idea

pasión sientes por ella.

        

Cantal  XXVII

 

El amor es un dulce minuto

de una difícil hora,

que se desgaja del infinito

como un pétalo de rosa.

 

El odio comienza

donde termina el amor

y ambas terminan la vida

fracasados de rencor.

 

Los años son un espiral

asciende interminablemente,

los hombres escalan sin querer

sepultándose en su abismo

del inagotable camino.

 

El derecho nace hueca

de la consecuencia rosa

y la consecuencias brota

de la conducta lógica.

 

Cantal XXVIII

 

Felicidad es el límite

entre el amor y el odio

ambas se ahogan

en el cruento episodio.

(conocimiento de piedra)

 

El bien y el mal

caminos paralelos

inseparable azar

aventura del hombre.

(razonamiento dual de piedra)

 

El día empieza

después de la noche

jamás se separan

menos se entrelazan

pero, se necesitan.

(frontera trazada de piedra)

 

 

El sueño y la muerte

entrelazados de la mano,

se disputan el ambiente,

a veces pierde el entendimiento

y gana la temible muerte.

(enseñanza de piedra)

 

 

Cantal XXIX

 

Amor es afecto inclinado

de la voluntad del bien,


 

se desean y se atraen

a un mismo centro

para dar y recibir.

(filosofía de piedra)

 

Me motivas

luego activo

después agotas

sólo quedo en deseo.

(lenguaje social de piedra)

 

En los rincones

de mi sombra

húmedas mañanas

se van nubladas

y cabizbajas

oliendo a piedra.

(reflexión de piedra)

 

El amar

misterio inexplicable

calor de mar

inspiración inagotable.

(fantasía de piedra)

 

 

Cantal XXX

 

 

El hombre no es producto

de una simple casualidad,

menos aventura del amor;

al contrario, una verdad

hecho animal racional.

( apología de piedra)

 

Tranquilidad del sueño

ajeno a la escritura lógica,

es miccionar en otoño

con la cabeza hueca.

(ficción alegórica de piedra)

 

Solidaridad social

dolor del  hombre

desprendida moral

colgado de  cumbre.

(análisis de piedra)

 

Alejado del mundo

lenguaje desgarbado,

vivir enmudecido

sobre tierra y luna

de cuello y corbata

hasta la discreta pata.

(humor suave de piedra)

 

 

 

 

Cantal XXXI

 

Piedra,

tesoro arqueológico

que bella pareces,

eres florífero lógico

de lluvias verdes

ramo de pronostico.

 

Piedra,

tu movimiento

físico y relativo,

está en la piedra


 

en cualquier punto

supuestamente fijo.

 

Piedra,

fuerte y sólida,

tu peso es el día

es consecuencia

de la suma de tu cuerpo,

y tu cuerpo

distancia

de la tierra.

 

 

Cantal XXXII

 

El amor no es comprendido

tampoco es medido

pero, si dado y recibido.

 

Pasión que no se ve

pero, se siente

en todos los extremos

hasta en la mente.

 

El amor es felicidad

también sufrimiento

pero, siempre es amor

viajando al infinito.

 

El amor no se encuentra

en la carne ni en la sangre,

el amor se halla

en el fondo del alma

en el aliento de vida.

 

 

Cantal XXXIII

 

Piedra,

ciencia mística

enrevesado camino, ..

primavera recíproca

que guardo desde niño.

 

Hielo que flota

sobre el agua y la flor

estructuras compactas

de blanco corazón.

 

Piedra,

moléculas agrupadas

de secreto jardín

aristas de espaldas

se abren al fin.

 

Las piedras

se abren a la vida,

sin palabras

queda herida.

 

Entre el día y la noche

no existe frontera


 

sólo es sombra

de piedra a piedra.

 

         Cantal XXXIV

 

 

Cuando amanezca

agradece a la natura

por la vida recibida,

y a Dios

por la dicha derramada,

para todos hay justicia

hay estrella

hay luz matutina

que llena

tu hogar de alegría.

 

Piedra,

opté por cogerte

amarte como a mí mismo

hacerte ciencia de mi arte

abrir tus secretos ocultos

enterrarme en tu materia

amasar en tu entraña

y hacer mi propia filosofía

con minúscula mañana.

        

 

Cantal XXXV

 

El derecho no se halla

el derecho se busca,

en la ley natural

en la página racional.

       ( razonamiento jurídico de piedra )

 

El derecho y el deber

comen de un sólo plato,

como dos caminos al nacer

de un solo rayo.

       ( didáctica exposición de piedra )

 

No hables al pueblo

si no has leído,

porque el vacío

será desmentido.

         ( consejo moral de piedra )

 

De una pobre economía

su límite, es el suelo

si llega a sobrepasarla

sólo se sepulta

bajo el mismo suelo.

          ( análisis económico de piedra )

 

El abuso se inicia

al terminar la ley

y ésta,

a orillas de la justicia

formando la equidad,

piedra de la esquina

en un silencio de eternidad.

          ( mudo espanto de piedra )

 

 

 

Cantal XXXVI

 

ANCASH vientre

de patria

y TAUCA corazón


 

de ésa patria.

         ( regionalismo de piedra )

 

Tu vida es mi camino

tu forma mi libertad

amor de hombre andino

tu ciencia la curiosidad.

         ( callada poesía de piedra )

 

Mi esperanza

es tan grande

que nunca llega,

escribo constantemente

se queda en primera letra

fría como la piedra.

         ( fértil ingeniero de piedra )

 

Pero, ese intento

es más que suficiente,

para subir sin llegar

sin ser triunfante

sólo un hijo del lugar.

         (humildad de piedra )

 

Vivo retornando

a tus auroras

y quiero amanecer

entre las esperanzas hojas

de tu claro azul placer.

         (gratitud de piedra)

 

 

 

 

 

Cantal XXXVII

 

El tríptico de un poeta

amar a las letras

amor a la nada

cuando ya esta amada.

         ( sentimiento critico de piedra )

 

El que escribe

jamás termina,

camino reciente

siempre comienza.

 

Todo es poema

nunca sabe qué escriba

la palabra es mirada

de pronto río o mar

pintoresca realidad

secreta como la piedra.

 

Ojalá esta palabra

no sea muda ni ciega

no termine en el abismo

víctima de sí mismo

dura como la piedra.

 

Aconsejar

a quien lo necesita

es manjar

de tu familia

espejo al mirar

de horizonte pedregal.

         ( didáctica moral de piedra )

 

 

 

 

 

 

 

Cantal XXXVIII

 

Geometría cósmica

expresión terrestre

pintura mágica

generación abstracta

esconde la piedra.

 

Trocha abierta


 

colorido paisajista

refinada técnica

eximio retratista

es el corazón de la piedra.

 

Concepción conjunta

fastuosa sextina humana

nogalina plateada

belleza cotidiana

es el camino de la piedra.

 

Curvatura vertical

esfera azul celeste

del mundo sin igual

desprendida del nacimiento

guardada dentro de la piedra.

 

La fama y fortuna

es abrir la sepultura,

para la criatura

de un inexperto suspiro

que aún no ha nacido

del vientre de la piedra.

 

Cantal XXXIX

 

Vive con tu ilusión

mirando de la ventana

alguien entonará canción

sostenida en la nada

sobre un trozo de piedra.

 

A media mañana

se queda el día

como una manzana

rodada y dolida

queda la piedra.

 

La noche siempre queda

maltratada y agredida

como olor a limonada

bebida y vacía

amanece la piedra.

 

La luna opacada

quebrada y herida

como la noche

cansada y dormida

despierta la piedra

 

El hombre vejestorio

siempre tiene la de niño,

como la piedra

siempre la de piedra.

 

Cantal XL

 

Me han abierto

las puertas del miedo

y mi audacia

más grande se ha vuelto

valeroso como la piedra.

 

No arribar a  besare

de la verdad

es como llegar apresar

toda la felicidad

dura como la piedra.

 

Admitir la frontera

del error que se va


 

es ahorcar las esperanzas

como dos aves blancas

sobre abrupta piedra.

 

El hombre actuante

se diferencia de las aves

el primero gatea

y el segundo vuela

asombro de piedra.

 

Cantal XLI

 

 

Globalización

compleja casualidad,

solo la piedra

es universal

dispuesta en tierra.

 

Planteara la piedra

desafío de misterio,

escampado de natura

reirá junto al centenario.

 

Adentro en piedra

cruzaran los vientos,

como habito salida del alma

se derramara el alba.

 

Cual perceptible viajero

dentro del túnel del tiempo

romperá el silencio

dibujando en el cielo.

 

La piedra

no es abstracta

tampoco lejana,

es concisa realidad

de  estructura

y de verdad.

Cantal XLII

 

Las inquietudes

del corazón

y los cosquilleos

del deseo

redondean la razón

 

 

Las travesuras de los  hijos

es como deshojar las flores,


 

no advierten sus manitas

el dolor de las mismas.

 

La intranquilidad

es cabestro desorientado

no existe ecuanimidad

en un mundo contrariado.

         ( lecciones de conducta de piedra )

 

 

Cantal XLIII

 

La capacidad humana,

no es más que suficiencia

de  trabajo y experiencia,

disposición de comprensión

competente para una función

         ( teoría de la piedra )

 

 

Siempre habrá “oportunistas”

conveniencias históricas lejanas,

aspectos doctrinales de conciencia

principios sustantivos de la democracia.

         ( opinión de la piedra )

 

 

Democracia:

libertad de  conciencia

y desorden social

necesarios del animal.

         ( doctrina de la piedra )         

 

 

 

Cantal XLIV

 

La idea de percibir la nada

a la nada nos conduce,

concepto que representa

la noción de explorar la nada.

 

Representación de la nada

queda impresa en el alma,

precisamente conocimiento de nada

son asuntos inciertos de la calma.

 

La coherencia verdadera

es conducta de la libertad,

no sólo condición de personas

sino naturalidad de la verdad

conexión de las ideas y de las cosas.

 

No hay libertad absoluta

en el hombre ni en la sociedad


 

siempre habrá línea de conducta

del derecho y del deber como agua natural.

         ( apología literaria de la piedra )

 

Canal XLV

 

La realidad

es la piedra,

la piedra

es la verdad

hecha concreta.

 

Conocer la verdad

es saber ser libres

y ser libres

facultad de los hombres

decisión de obrar.

 

Así como en las plantas

el agua es la vida,

en las piedras es la energía

que delinea su estructura

apacible, moderada y quieta.

 

Amar es como el aire

que nunca falta

como el agua que  cae

sobre arena desnuda.

 

Canal XLVI

 

Piedra,

dame la fuerza necesaria

para retrasar las saetillas

de reloj alejado y perdido

en el abismo de la historia

y recuperar nuestro origen

lo más puro del alma.

 

El amor propio

siempre te acompaña

como algo que es mío

que riega la mañana.

 

Con  belleza  flor  de piel

distraída línea de expresión

gotas transparente de miel

quedan escondidas en el corazón

de la misma piedra

en la misma razón…

 

 

 

 

Cantal XLVII

 

La vida es un árbol

frondoso y complejo

se seca de amor

en la discordia de abajo.

 

¿Quieres saber

cuál es el  beso de roca?

es el que brota del agua

limpia, pura de la tierra

nacida de una mañana

ocultada en la piedra.

 


 

 

¿ Quieres saber

Cual es el sexo de la piedra?

es el dinamismo dar y recibir

en el corazón de ella misma,

bajo el cielo de escribir

una rosa de encima

y un poema de lila.

         ( ironía de la piedra )

 

 

 

 

Cantal XLVIII

 

Atisbar la duda

y extender incertidumbre

es como aquél que mira

un cerro de titubeos sin moverse

persiguiendo a lejos la conjetura.

 

Aislada y alta

transmitiendo siglos

tañido de campana...

cosidos de hilos

tejen la mañana.

 

Trayectoria de  piedra

flor azul de lirio

de izquierda a derecha

pasará por  el olvido

buscando el punto  de la tierra

propósito formal de piedra.

 

 

Cantal XLIL

Piedra

diseño natural

diseño perfecto

escritura artesanal

pagina abierta

seria y dura

fruta madura

de gusto personal.

 

La expresión de  cara

es manifestación

del  cuerpo y alma

 sobre la faz de la luna

retoñada en la grama.

 

Amor  camino de verdad

afecto de existencia

anverso a la realidad,

el odio es la espalda

espalda del rencor

dolor del desprecio

sabor áspero y amargo

camino del sudor.

         (metafísica social de piedra )

 

 

Cantal  L

 

Aposento de la noche

refugio del amanecer

en ti cabe toda la mente


 

como un pedazo de comer.

 

Albergue de lejanías

espera de futuros

mañanas de serranías

alforja de destinos.

 

Eres tierra madre

pasaje al porvenir,

salida de siempre

a la sombra por invertir.

 

Abertura fértil

corazón lleno

semilla infantil

derrama venidero.

 

Detrás del río azul

un bosque generoso

rueda de negro tul

como contrario amistoso.

 

Canal LI

 

La siembra

ha comenzado

cubrir la espalda

de aquél que lo trabaja.

 

El maíz y el trigo

colorea el  viento

alborea el planeta

como agua que baja.

 

Valle abierto

brazos de madre

orbe de aliento

suelo de siempre.

 

Te mira y te acompaña

colgadas del firmamento

estrellas de araña

luz de buen tiempo.

 

Las aves, los campos

la vida se regocija

disuelta como tantos

en la mente y en la hoja

de una lozana espiga.

         ( elogio natural de piedra )

 

 

Cantal  LII

 

Brinda ésta copa de viento

que se oculta en la sombra

y desgarra tu atuendo

en auroras que alumbra

sobre los valles del tiempo.

 

Guarda en tu alma

hálito de alojamiento

que se extiende  sobre la tierra


 

como una frase de encanto

cuelga de tu puerta.

 

Coge esta rama del universo

y planta tu esperanza

en el más hondo de la hoyada

y nazca la espiga al firmamento

como una luz inversa girada.

 

El espacio piramidal

romperá el cielo

en dos caminos primaverales

quedará tendido el silencio

como el rojizo sideral.

         ( alabanza poética de la piedra )

 

 

Cantal  LIII

 

La patria

es una ilusión

de muchas sensaciones

posibles de alcanzar,

como el corazón

de la misma piedra

que reserva a todo el mar

eterna como toda piedra.

 

De unidos sentimientos

y de arrumada experiencia

discurren por la hondonada,

cual manojo de distancias

en diseños a la cuadrada

ahorcadas de tantas caricias.

 

 

 

Cantal LIV

 

La noche vacía

todo sin vida,

las estrellas

caen como peras,

todas apagadas

y mordidas.

 

Noche de fiesta

madrugada avanzada

el gallo canta

bajo la sombra de manzana

estirando el alba

aguarda a la mañana.

 

La noche se hizo hombre

y el hombre más hombre

la tierra más mujer

como estrella de siempre

de lienzo amanecer

de flores del querer.

 

Se esparce la luz

se abre la rosa


 

se desploma el azul

y penetra la aroma

como azada a la tierra

polvorienta y enamorada.

 

¡Oh! bella serranía

cuantas flores derramadas

en música de armonía

descolgadas del pentagrama

formando el nuevo día

esperanza sembrada.

         ( inspiración lirica a la noche por la piedra )

 

 

Cantal LV

 

Machu Pichu de piedra

abre la frontera negativa

la otra dimensión de tu alma,

salga esta fuerza maligna

conexión energética contraria;

piedra positiva andina

armonía pura de aurora,

eres luz elevada del día

Sobre un mundo de alegría.

 

Piedra viva sabiduría,

cuando salgo de la ciencia

y transpongo la mística,

tengo tentación de fuerza,

neblina en piedra preferida

se entrega de blanca filosofía,

al viento de fresca mañana

cual rosal desprendida del alba.

 

Piedra de verde celaje,

ciencia inagotable

mar del conocimiento,

joya profunda guardada

secreto complejo humano,

erguida perdida en la nada

de sol saliente del camino,

hacia arriba para el cielo

de sombrío musgo hermano.

 

Piedra,

fenómeno profundo

afecto contornado

bordeas la orilla

estrella desconocida,

penumbra de retama

tinieblas de tuna

olor fuerte de ruda.

 

Divinidad de piedra

civilización andina

corazón de planeta

origen de  la verde tierra,

de fecunda sombra


 

noche de guinda pintada

flor de amanecer de sierra.

 

Cantal LVI

 

Sentado a orilla de mis cenizas,

hoja de rosa

seré cofre de tus secretos

y hoyo de tus espinas,

soñando en tu esquina

higuera sin higo,

sobre un trozo de madera

como un álamo sin trigo

como grama sin flor

como hinojo sin pan

manzanilla sin olor

arrinconado sollozare.

Junto a la piedra quedare.

 

Buscaré dentro de la espesa niebla

y encontraré dura, solitaria y fría

como la misma piedra.

derribada toda la alegría,

bajo la azulada pedrera

llorando y llorando el día

por la asfixiada vida.

         ( paralelismo reflexivo de la piedra )

 

Cantal LVII

 

Movimiento de piedra

velocidad del tiempo

retardada cuadra

se engendra en el viento.

 

Nudo sistema

espacio y tiempo

sombra de palmera

concepto de bandera.

 

Espacioso y vasto universo

continente de todo

de todo la coexistencia:

distancia de cuerpos

tardanza de hombres

transcurso del tiempo

lentitud del cuento

pausada voz y mirada,

todos concurren a tu llamada

a coger flores del huerto.

 

.

Cantal LVIII

 

Piedra dura y resistente

sólo una gota de aurora

de madrugada puede perforarte

con caricia de alba,

no hay caricia más efectiva,


 

que de la gota de agua,

horada hasta el fondo del alma

de la más fuerte piedra.

 

Piedra, pequeña alborada

perfecta a mi alcance,

piedra extensa taladrada

crepúsculo que oculta al sauce,

bajo un denso y confuso cielo

de horizonte ilímitado

preludio de un consistente suelo

agujero amargo y colgante.

 

Rocosa bella y enorme

débil al aire y al agua

solo trazas tu nombre

como lejanía derribada,

perspectiva de piedra

dolorosa cercanía y paisaje

tristicimo anochecer por dentro

áspero oriente de oleaje

juncal afligido del encuentro.

 

Piedra, perdurable y eterna

piedra sin anochecer

tallada de mañana

lecho y cauce del atardecer,

sonrisa de menta y jarana

penumbra de granadilla

firme y macizo de arena

olor curable de manzanilla

como la misma planta de avena.

 

 

 

 

Cantal LILX

 

Orificio de naturaleza

trasborda el pétreo calor

al otro lado de la tierra

y abre el surco del amor

en el irrompible vacío

aislado, muerto y partido

queda ahorcado el rocío

en el  desnudo ángulo recogido.

 

Piedra desmoronada

piedra de la misma playa

puñado de aroma

petrificas la hoja de raya.

 

Las piedras como piedra

conservan su movimiento

tanto interna como externa;

es tanto el agitamiento

que sólo puede  expresarse

cohabitando con la aurora


 

y rebuscando el punto

en el vientre del alba

meollo de la referencia

paraje de tu permanencia.

 

        

Cantal  LX

 

Democracia

no es oposición,

es ángulo de piedra

que se fusiona entera

en la misma piedra

como una rosa compleja.

 

La política

es como el aire

que sólo refresca

a cuerpos  que toca

y a  intereses que cuelga,

desfiladeros sin alma  

enemigos de la piedra.

 

No existe el bien ni el mal

sólo existe la razón

que lo califica como tal

tomando  resolución

de índole y carácter mental

concluye en candorosa canción.

        

 

 

Cantal LXI

 

Piedra contra piedra

extremo de la tierra

encuentro  de natura

fuerza de piedra

como grito de criatura.

 

Piedra, pasos de antaños

te impones sobre los siglos

en ti mueren los años

como muros andinos.

 

Piedra de los andes

plenitud de la fuerza

expresión de la piedra

en tí nace la esperanza.

 

Piedra, formidable piedra

desconocido mundo

guerreas con el tiempo

cosechando el palto

guardas todo el pasado.

 

 

 

 

Cantal LXII

 

La piedra

es arte y paciencia

como la poesía;

mezclados de aroma


 

discurren por la sangre,

desprendiéndose de la nada

como pétalos del cielo

desvestidos de forma

sombreando de verde hielo

largamente respira y arde.

 

Cuando a distante rías

también las piedras reirán,

cuando de cerca llores

a pesar de piedras

siempre a tu lado estarán,

menguando tus noches

curando tus dolores

tejiendo tu firmamento

de azul y violeta

como la existencia

de la propia piedra.

 

 

Cantal LXIII

 

 

Piedras de Sillustani- Puno

navegas sobre aires de lago,

en lugares mas altos del mundo

en islas sagradas del corazón,

y en una friolenta mañana

sonido lacustre de la razón

recordando de sol de la luna

se ausenta vestida de oro y agua.

 

 

Eres llama apagada y seca

eres viento de los cuatro puntos

cosmovisión clara andina

abordas el río sin rumbos

ya sea en la noche o en el día.

 

 

Eres amanecer brillante y helada

alturas de nieves perfiladas

verdes campos y follajes de agua

huracán en círculos y faldas

cortina estrellada de plata.

 

Eres fatiga y esfuerzo del puntal

imponente y enigmática lejanía

misteriosa estrella del vendaval

peregrinación histórica de hidalguía

susurro y canto del suave pajonal.

 

Brisas de piedra en el horizonte

caminata de colina y sol

fenómeno climático viviente

música de hierba y girasol

reclinas  montañas y la mente

en la astronómica mañana

incuba en brazos de la nada.

 

 

Cantal LXIV

 

No habrá jardín sin flor

tampoco flores sin jardín


 

no existirá el  vacío

siempre habrá una flor;

pués, no hay vacío absoluto

ni en la tierra ni en el mar

siempre habrá amor

en el ombligo del firmamento.

 

Pues, antes la piedra

más cerca al hombre

hoy tan lejos del destino

incrustado en el orbe

como ojo cristalino.

 

Cantal LXV

 

Amaré a la piedra

aunque mañana

ya no me recuerde;

aunque ya no vuelva

mis yemas a tocar su frescura

tan de madrugada,

con el canto de grillo

con su amanecer de rosa

con sombra de saucecillo

bajo un cielo de Turquesa.

 

Mi amor tendido sobre lomas  

teñido de rojizo aroma

y estrellado firmamento

como albeadas palomas

de nubecillas y encanto

del mismo calor

del mismo sabor.

 

 

Cantal LXVI

 

Los hechos pasarán

borrados por delirios,

las ideas quedarán,

como fronteras de los cielos,

flotando como plumas

la tarde en año disminuida,

la tardes en año disminuido  

y abuelos bañados en plata

siempre quedaran a la distancia.

 

Así como los hombres

unidos se entienden

también las piedras

se unen y se conservan

solamente entre ellas,

como las hojas

a sus plantas

como la luna


 

a la tierra.

        

 

Cantal LXVII

 

El amor en si

es revestida flor,

cual esencia de anís

de cándido color

 

Es antónimo de envejecer

el amor no tiene edad,

tampoco el arte ni el saber

es el tríptico de eternidad.

 

La vida existe como vida

la vida nunca muere,

si hay algo, que perdura

es la vida eternamente,

es la vida

es la vida

es la vida eternamente.

 

 

 

F I N

 

 

 


              

 BIBLIOGRAFÍA

 

L.F. Alarco, Lecciones de Metafísica, Universidad de San Marcos

Nicolai Hartmann, La nueva Ontología, Ed. Sudamericana.

Julián Marías, Idea de la Metafísica, Ed. Columba.

Isinodes Cairo, Anibal, Sociología, Lima 967, 3º Edición, Minerva.

Gonzales de Sotelo, G. Filosofía, 3º Ed. Ed.Everest, Leon-España.

Baker, J. y Allen, G. Biología Investigación Cientifica. Fondo Interamericano, S.A. México 1970.

Albert Einstein, Editorial San Marcos, Lima.

J. Antonio Russo, Lecciones de Psicología General , U. S. M.

(sigue lista de biografía consultada).