- COLECCIÓN LITERARIA -

- OBRA  COMPLETA -

 

 


 

 

 

Eufonías de la noche

(Poemario)

-1967-

76 págs.

Colección Nº 3

(Leer poemario completo)

 


 

EUFONÍAS DE LA NOCHE, (Poemario) 1967,
evoca sentimientos e imaginación sincera
y auténtica de un mundo interior, que
espontáneamente busca inspirarse
en recuerdos apasionados de la vida.


 

EUFONÍAS

DE LA

NOCHE

 

 POEMARIO

 

 

 

A. ARNULFO MORENO RAVELO

LIMA-PERU

1967

 

 

 


 
                                 Con todo Cariño

                                     dedico a mis padres

                              Lima -1963

 

 

 


 

                                                “ Amar es vivir,

                                          y la vivencia es historia

                                          en el tiempo por venir.”

                                                              A.M.R.

 

 

 


I

 

                   Ya se esconde en las brumas,

         como una nota dolorosa,

         con el pensamiento triste

         y más triste el corazón.

                   Ya se aleja ...... ya se va

         en medio de la fiesta bulliciosa,

         con las alas que me diste

         querida escuela de Tauca.

 

 

 

II

 

                   No es un lamento sin azares

         la que trémula las quemas;

         que jamás brotan las flores

         antes que las espinas.

         yo soy el alumno que al dejar el techo

         de nuestro dulce y venturado hogar;

         viene de pena el corazón derecho

         en los labios un ¡ Adiós !... que no puedo expresar.

 

 

 

 

III

 

Aun no se apaga tu voz querida escuela de Tauca

 porque escucho que me dices,

         como Cristo a sus apóstoles;

         " Id maestros a todas partes

         y predicad mis enseñanzas "

Así es, ..... así será querida escuela de Tauca,

         claustro sereno, sosegado asilo

         en donde vive el corazón tranquilo.

 

 

 

 

IV

 

                   Huerto y sembrío de fecundo suelo

         al dejaros me abruma un desconsuelo,

         llevo la dicha del deber cumplido,

         la modestia, el trabajo y la bondad.

         Aquí ciencia cristiana, he aprendido

         la igualdad entre los hombres,

         luz y tierra  para todos ....

         así dice este recinto que protege Dios.

 

V

 

                   Con tus sabias  enseñanzas

         será imposible que me pierda,

         porque tendré muy presente

         lo que este refrán me recuerda.

         " Con los malos compañeros

         nunca, trato, has de tener

         que un hombre  malo y vicioso;

         a cientos, suele perder " .

 

¡ En el nuevo amanecer !

         ¡ adiós segundos padres queridos !

         ¡ adiós escuela querida , del saber

         ¡ adiós compañeros ! ....¡ Adiós ! .¹

 

Tauca, 13 de Diciembre de 1956.

 

 

 

" AMANECER "

 

                   Ya la aurora está rayando,

         la estrella matutina ha dejado de alumbrar;

         la despierta del sueño la natura

         con el trino de las aves y el aroma de las flores.

                  

                   Frondosos árboles descúbrese a lo lejos ,

         que dejan caer sus mustias y amarillas hojas,

         con el leve movimiento de la brisa matinal

         que refresca la mañana y alienta el vivir.

        

                   La luz del sol cae en la cumbre

         del empinado y majestuoso "Angollca";

         y los moradores alegres se esparcen

         unos por el valle y otros por la jalca. 

        

                   Vaqueros y pastores van con sus ganados

         por la empinada cuesta del molino;

         alegrando el camino con sus silbidos

         otras veces con cánticos andinos.

        

                   Al llegar a la vuelta de una loma,

         su mirada se extiende hacía el fondo;

         donde el río turbulento asoma

         cuesta abajo en intermitente paso.

        

Tauca 1 de Agosto de 1958.

 

 

           NOCHE

 

 

En aquel silencio de la noche

cuando la luna pálida lloraba

sobre las playas huérfanas del Sol

en sombras obscuras pintábase el mar.

 

¡Volverás a evocar

estepas desoladas

y arenas del mar!

 

Suavemente se abrían los telones

que ocultaban en sus ninfas al balcón,

una voz; de suave melena llena de perfumes

arrojó de sus manos mi corazón.

 

¡Volverás a evocar

estepas desoladas

y arenas del mar!

 

La palmera de tu jardín lloró,

la tristeza nubló todos los ámbitos

en el sauzal susurraba melancólico,

mientras mi corazón se partía en dos.

 

¡Volverás a evocar

estepas desoladas

y arenas del mar!

 

Una...quedó entre la arboleda

acobijada en el aíre mordaz,

y la otra; con pasos dolientes de vida

se alejó de aquella noche y no volvió más.

 

¡Volverás a evocar

estepas desoladas

y arenas del mar!

 

Lima, 23 de Febrero  de 1963.

 

 

 

 

 

BRISAS

 

 

Noche de plata reflejada del mar

un cielo azul pupila de musa,

mirando  cumbres va

diamantadas andas de altar,

duermen bajo las estrellas

cual una mujer a merced de la brisa.

 

El cerro, el bosque, el prado y la choza

todo duerme en el ceno de la noche.

Solo este corazón siente que no es carne,

de uno, a otro lado, contempla el panorama

la fúnebre ninfa embarga a mi alma.

 

 

Ya se abierto otro mundo conmigo.

Ya reina la tranquilidad del murmullo.

¿No sé que me duele,  no sé que sufro?

Sé que me encuentro oculto a la vida

por aquel transbordaste destello

que pinta el cóncavo firmamento,

a roto su pincel en mi lira.

 

 

Un aire fresco sopla del mar

aliento fragancioso de la noche,

paisaje tranquilo, donde duerme

el beso del cielo que sabe amar.    

 

La esperanza se hunde en el horizonte

deja que me ilumine la luz,

no me dejes en la sombra

suelta los linos del alba

y abrirá el sol su capuz.

 

Lima, 1 de Enero 1963.

 

 

 

 

ESLABÓN  PESADO

 

 

De Este a Oeste atraviesa la Galaxia

de Norte a Sur flamea una bandera

y una voz  resuena:

¡Tierra! ¡Libertad! ¡Justicia!

¡Termine la miseria de América!

y avanzan y avanzan los guerrilleros.

Aquí, mi pobre Perú

de hambre y de sed la espera.

 

Yo bajo la Cruz del sur

contemplo el cielo sereno;

mientras en lares peruanos

la crisis llora de azul,

el indio con su quena y su llanto

despoja al Can Mayor  de su manto. 

 

Las Constelaciones se a desfigurado

nuestras liras ya se han callado

al ver tierra peruana: en fuego y bala,

huyen los campesinos del centro

hacia el valle de Huacabamba.

 

El terso firmamento se enlutece

los diáfanos ríos se tiñen de sangre

las cumbres esconden su tesoro

y ¡Dios! niega el pan al mísero pueblo.

 

Una flecha del hombre

pasará la atmósfera

hasta las auroras boreales,

despedazando el disco fugaz

entre las sombras de estrellas

se esparcirán por tierra

el pan de Justicia y Paz.

 

Lima, Diciembre de 1962.

 

 

 

SIENTO LO QUE SUFRES

 

 

Yo soy el viento que corre del Norte

yo soy el que me pierdo a tu vista,

oculto me tienes en el horizonte

ando y ando...¡no me descubres!

pero;...¡Siento lo que sufres!

 

Soy aurora de fragancia suave

refresco el prado y el jardín;

en la tierra, en el cielo y en la nube

vierto mi sangre ¡Cuál un paladín!

y en el cáliz donde tu bebes...

Siento lo que sufres.

 

Soy un hombre como tú

sufro y pienso liberarte

del fango de la esclavitud,

que agobia la sudada frente.

¡Ay! pobres los hombres...

Siento lo que sufres.

 

Moribundo en el ocaso del odio

rompo la cadena que te agobia,

en las alturas del indio

en las arenas de la costa

extendiendo la mano a los pobres...

Siento lo que sufres.

 

 

Lima, 1 de Enero de 1963.

 

 

ADIÓS

 

El sol, daba su último adiós.

Moría en el horizonte

de aguas tersas del mar.

Cuando una sombra del oriente

separaba nuestras lágrimas sin cesar.

 

En las nubes tristes de mis huesos

se van borrando nuestros amores,

tras del alba que nunca muere

tras de ese jardín que te amó

tras de ese manojo de flores

quedan los recuerdos, recuerdos que pasó.

 

Ahí, en vuestras palmadas

llevas de tesoro el candor

de un amante que no olvidarás

y en mi pecho llevo una flor

de un amor que ya no volverá.

 

Estoy en el bar, sollozo sentado

sin ver a nadie, sólo mi papel;

no pido licor ni un cigarro

porque de mi mente fluye la miel.

 

Al compás de esta radiola

música triste sin consuelo

y al recordar:  el ¡Adiós!  de mi amada

se turbia mi corazón en un duelo.

 

Corriste por el río de mis venas

llegando a ese mundo infinito del amor,

Yo, viviendo en las cavernas

sólo te pedí, amor mío una flor.

 

Lima, 24 de Enero de 1963.

   

FLOR DE MARGARITA

 

 

Ahí, en el ángulo de ese jardín

ahí, al costado de esa flor

se encuentra sepultado el fin

juntamente con la revuelta ola

cuyo contenido no es muda pasión

sino, es el amor de una estrella.

 

 Margarita  es tu nombre

aroma de silencio es tu olor,

tus senos, orilla de paisaje

que alberga mi alma toda,

cual cofre cerrado de amor

luz tierna, dorada en el alba.

 

 

Jardín de bellas flores es tu cuerpo

el ángulo, es tu hombro izquierdo;

esa flor es tu corazón ,

la fertilidad caída del cielo

y el beso partido en dos

se fusiona en tu pecho de amor.

 

 

Lima, 27 de Enero de 1963.

 

 

 

 

 

HERMANOS AMERICANOS

 

Cuando el sol bañe las cúpulas

doradas con la libertad y la justicia,

reflejarán en América nuevas perlas

caídos de vuestros sedientos corazones

al surco hambriento de la miseria.

 

Un nuevo día alumbrará el horizonte,

la felicidad reinará con sangre en el marfil

la reforma agraria y la igualdad social

en la tierra y en el cielo derramará su añil.

 

¡América! retira el gamonalismo.

Termina con la semilla corrompida

deje el pan en libertad,

deje abrir la puerta del futuro

y los rayos del sol no se apagarán

 

Denodado pueblo ¡Vence a tu enemigo!

¡No temas el arma!

entrega tu pecho y consigue lo perdido.

 

¡Hermanos Americanos!

con valor arroja los parásitos,

no vuelvan a beber

nuestra sangre americana.

¡Defiende al pueblo!

¡Hace alto a ese paso!

¡No queremos más abusos!

¡No queremos más miseria!

Defiende al pueblo,

líbranos del fango

como hijo americano.

 

Lima, 2 de Febrero de 1963.

 

 

 

PALLASQUINA

 

Allá en la sierra,

ahí en las cumbres estoy yo,

cuando pases por el cerro  Chonta

recordaras del quien te amo.

 

Si el cóndor de las alturas

guarda su nido en las cumbres;

así, en  leves sombras mi alma

guarda en lo profundo tus amores.

 

Si las fuentes de aguas cristalinas

reflejan los rayos del sol;

así, tus pupilas en mis sueños

reflejan los recuerdos del crisol.

 

Cuando veas el río  Tablachaca

pasar sus aguas bulliciosas entre cerros;

recordaras, de mi corazón la zanja

que abrió el suspiro salido de los dos.

 

Cuando tempestuosas lluvias

caigan sobre tu rizada cabellera;

recordaras, mis gruesas lagrimas

que rodaron por la pedregosa cordillera.

 

 

Lima, 5 de Febrero de 1963.

 

 

IMPERIO DE LOS INCAS

 

¡Oh! Imperio poderoso,

tesoro muerto en la fortaleza,

un nuevo día alumbró

a España y al oro,

el vendaval las llevó

 

¡Oh! Imperio del Sol

en tus ríos olvidados

corrió sangre azul,

hermano de la espuma de Dios

adoró  a la piedra y a voz.

 

Tu sangre escribió la historia

esgrimiendo espada del occidente

dominó  la flecha en su victoria,

sentando sus pies en el diamante

ofreció a la Corona, ¡Aquel tunante!.

 

Las melancólicas notas de la quena

enterneció la bóveda celeste,

cayendo sobre las cumbres serpiente andina

al cristal matizado de su arte.

 

Indio noble sentimental.

Indio peruano de corazón;

cumbres y ríos, mecen tu cuna

con noches de luna tu pasión.

 

Lima, 9 de Febrero de 1963.

 

 

 

 

LOS ANDES

 

 

¡Oh! Majestuosa cordillera andina

¡Oh! paloma poderosa de blanco plumaje;

tiendes alas perladas sobre América

de oro bruñido, ¡Orgullo del continente!.

 

Pujanza de un mundo de mar

grandeza del universo en paz,

sientas tus rocas bajo el velo paladar

de un lívido cielo que besa la faz.

 

Orla, turbante de oro y plata del desierto

te acuestas en las Pampas de Argentina,

y tus guirnaldescos eslabones acariciados por el viento

despiertan en las verdosas sábanas de Colombia.

 

Aconcagua, la voz del Continente

musa del macizos sin par del sur,

entrando el Chimborazo por el Norte

escupe en América el matiz azul.

 

Huascarán de blanca melena

rocío de plata del Callejón;

lluvia mística del alma

llenas de nácar los ríos del corazón.

 

Verdusco mar, temible y santa

desconocido ombligo selvático,

variada natura transborda el arca

cargada de Siglos surca el Atlántico.

                                                           

Lima, 18 de Febrero de 1963.

 

 

 

AMADA MIA

 

 

¿En dónde te encuentras amor?

te llamo con tu nombre

y tu nombre no responde

al solitario campo del clamor.

 

¿Dónde estas?

Respóndeme amada mía

¡Ay!... ¡Que dolor!

me causa tu ausencia.

 

Siento tus besos, escucho tu voz

veo en rizadas nubes tu figura

y al coger esa flor,

¡Ay! la nada, se pierde en la nada.

 

Los días vestidos de mañanitas

tras por tras huyen de pasión

a mi corazón llegan tus manitas

pero, no abren los candados de mi prisión.

                                                           

Lima, 22 de Febrero de 1963.

 

 

¿ POR QUE MUERES CORAZON ?

 

 

Tocan las puertas, no sé... ¿Quién?

la noche duerme, cual un niño

entre sábanas negras de la naturaleza.

 

Se fue la alegría y viene la tristeza

surcando el dolor, que no es dolor,

por donde corren lágrimas oscuras

sin ningún favor.

 

Teñido de melancolía

lloran mis huesos,

suenan las quenas del Yaraví

enmudecen mis venas

y parte mi corazón el fin.

 

¿Porqué lloras corazón?

en estos cóncavos fierros,

arrastrados en broncos caminos

quebraste tu cristal.

 

¿Porqué lloras corazón?

dentro de rejas mordaces,

frías, sin vida, sin aliento

terminas en el abismo mortal.

 

¡Ay!... ¿Porqué mueres corazón?.

 

 

 

 

 

¿EN DONDE ESTAS MADRE?

 

 

¡Madre! ...¡Madre mía!

en las nubes blancas,

en el cielo azul

veo a tus canas

llenos de bondad,

llenos de hermosura.

 

Madre ¿En dónde estas Madre?

mis ojos se han vuelto mares;

y en ella naufraga el alma

de un hijo sin madre.

 

Madre mi corazón

ya no lo siento palpitar

está muy lejos,

la distancia secan

lagrimas al llorar.

 

Horas tras horas pasan

mi madre está ausente.

¡Ay! se ha ido su presencia

pero; aquí está su voz,

su recuerdo, su mirada,

en mi corazón se encuentra.

 

Ahí en la herida, ahí, está ella

guardada en la aurícula

más santa, más tierna y bella.

 

 

 

 

SECRETO DE MUJER

 

 

Nube iluminada que flota en el espacio

de ninfas aureoladas surcas mi alma,

primicias de tus besos acrisolan mi mente

traspasando el rubicorvo corazón,

cayó en lienzo el pincel del orbe

pintada la estrella de inspiración

circundó el alba al eterno horizonte.

 

¡Cuantas naves han Naufragado

sin solucionar el problema del amor!

¡cuántas flores, en flores han quedado

el misterio filosófico del amar!.

 

¡Cuántas perlas llevó el arroyo

por incierta vega fascinadora!

causando la muerte de la natura

sobre la órbita del infinito universo.

 

Rompes telas boreales del celeste

elípticas cuencas del corazón,

dejas en la mujer; la belleza y el arte

confundidos en pétalos de flor.

 

Idolo de ayer y mañana del futuro

¿porqué, no revelas el secreto que guardas

en el cráter profundo de tu mirada?.

 

Deja el cáliz derramar al mundo

la verdad matutina de tus labios gualdas

en lilas de paraíso veremos:

¡Cuál es querida!

 

Lima, 24 de  Marzo de 1963.

 

 

 

                                         “ SURCO DE SANGRE ”

 

 

Surco de sangre que abre la zanja

vida de las vidas, llevas en tu seno

azotes morbosos de abismo

que se abren en el hombre.

 

¡Dios! ¡Dios! recoge el castigo mordaz

que dejaste caer al mundo.

 

Vuelve tus ojos a mirarnos

aquí en este fango nos verás,

cautivos marchamos a la muerte

olvidados sin dar un paso atrás.

 

Tiempos que mueren en los huesos

y huesos que mueren en el tiempo,

avanzan en abrojos sin descansar

a perderse en el cruel tormento.

 

Lima, 12 de Julio de 1963.

 

 

TIEMPO

 

 

Tiempo, ¿Donde estas,

en el universo, en el aire,

en el camino de la vida

o en mi corazón?

 

 

¿Dime en dónde estas?

te palpo con mis manos;

te miran mis ojos,

te busco ... y nada.

 

Sólo siento palpitar

mi corazón, arrugas

en mi frente,

bigotes, canas

y venas salientes.

 

Corren, corren los años

en el río de fatigada sangre

descaminados van a cesar     

en el tiempo... en el tiempo

del obscuro horizonte.

                                                           

Lima, 14 de Julio de 1963.

 

 

 

CERROS

 

Cerros, Cerros escarpados

bajan, cual niños al llorar

formando el valle

que al río van abrazar.

 

Ahí, por  un costado cae el río

formando gresca bulliciosa cascada,

arañando las cumbres el sonido

resuena el eco, callando el alma.

 

 

Una música monótona

emanan de sus cuerdas rotas,

llevando las secas mustias

susurra el viento en la verde loma.

 

Una cumbre allá y otra aquí

ocultan las aguas al divisar,

besando la alfombra con frenesí

coronan las nubes al pasar.

 

Lima,  24 de Julio de 1963.

 

 

 
 

TE VAS

 

 

Madre, Madre ya llega la hora,

tus pasos se van alejar

lo que escucho ahora

mañana dejarán de hablar.

 

Hoy te veo, te hablo,

cenamos juntos con papá

y mañana a esta hora,

¿con quién nos sentaremos

a la mesa ?

 

 

Sólo tu silla y sólo ella

quedará vacía,

lloraremos al mirar

el sitio, donde te sentabas

junto con papá,

y entonces;

la cena  no será cena,

será la mesa

de tres hijos

de semblantes vacíos

porque la pena

ha sustraído

tres corazones.

                                                           

 

Lima, 28 de Julio de 1963.

 

 

 

 

 

 

CREPÚSCULOS

 

 

Dentro de ese azulado manto

se esconde el disco de oro,

un tiempo, hablo el Indio

medalla dorada, fue símbolo

de gloria, y Dios Creador del Imperio.

 

El cóncavo cristal se tiñe rojizo,

la faz de la tierra da el último suspiro;

el azul del mar se pierde en la estela

del diáfano cielo, donde llora una estrella.

 

El monótono y alarido canto

se levanta a los cuatro vientos,

mientras el prado y la fuente susurra

en aroma triste de sierra.

 

 

 

LIMA

 

 

Lima, ciudad de belleza que se fue

musa de poetas y artistas que soñaron

en tus ninfas ribereñas de un cielo azul.

Lima seductora, caída del alba en flor

dorado con perlas de rocío corazón

engalanas el valle que a sus pies adoré

con un beso a tus cristales entregué mi amor

cuando en cremas tropicales dispersabas la luz.

 

¡Oh! hermosa ciudad del valle.

¡Oh! jardín desafiante del tiempo.

¡LIMA! de coronas y laureles

robaste el crisol del cielo occidental.

 

Ciudad, medalla y corazón del Perú

aurora nacida en la estepa del viento

fresca madeja de lino juventud

enamorado envuelves la tierra 

en mar y cielo del arenal.

 

 

 

 

AURORAS QUE PASAN

 

 

Son las cuatro de la mañana

el sueño se fue, aunque no vino,

cierro los ojos, pero; sin descanso,

siento una melancolía extraña

¿Que viene?... ¿Qué pasa?

 

Ya entró el alba de blanco manto.

Lima, se ha teñido de gris,

las rectas avenidas de encanto

se ha vestido de bello tapiz.

 

El día, su marcha comenzó

en un manso apogeo

y en mi alma principió

el pausado y triste gorjeo.

 

Cantan las aves de mis venas

en el ramaje de mi pena,

y el gorgoteo de mi sangre

nubla la negra tumba.

 

Lima, 15 de Agosto de 1963.  

 

LIRIOS SECOS

 

 

¡Lirio! alguien quiebra tu rama

con el fin de maldad.

¡Ay! el tiempo arrebata el alma

prisionera sin caridad.

 

Lirios del camino

que se pierde en el infinito.

Lirios del prado

en mustias has vuelto,

siendo el testigo

de aquel tiempo que pasó.

 

Mi cuna meció sobre tus hojas

en aquella verdusca vertiente,

mis regalos fueron, besos del viento

y los blancos flecos de la luna.

¡Ay! lirio, lirio del firmamento

¡Ay! lirio, lirio bendito amigo.

 

Gotas de lluvias me bautizaron

al aire libre de la fuente,

el paisaje natural festejó

la única fiesta de mi suerte.

 

La vida duele

como las púas del zarzal,

desgarrando al pobre

en el constante pasar.

 

Antes de saber donde estoy,

estaba donde no pensaba,

dando la vuelta al sendero

¿y a dónde me voy?

Me voy al campo

del dolor ... ¡Qué triste!

 

 

 

 

14 DE FEBRERO

 

 

Catorce de Febrero "Día del Amor"

teje el sol con rayos de oro

en corazones de laurel y palma;

trazando la trayectoria de primor

sobre el infinito universo

espuma mística de aurora.

 

Día; que entras por el Norte

en ninfa de noble ideal,

escondes el mundo perdido

en el incauto tímido orbe,

cayendo ilusiones del parral

en sendas doradas de rocío.

 

 

 

MADRE

 

 

Entre cumbres elevados,

entre valles profundos

entre ríos y mares extensos

entre el azul infinito cielo

van brotando a los dieciséis vientos

la dulce y tierna palabra:

¡MADRE! ¡MADRE! ¡MADRE!.

 

Esta pequeña y noble palabra

es el símbolo de la humanidad,

en ella se enmaraña toda la filosofía,

todo el universo, toda la inteligencia,

todo, todo un destino terrenal.

 

Madre santa, Madre divina

eres la causa, eres la fuente del amor,

eres invernáculo de la vida,

 

eres mausoleo del néctar del dolor

por que enjugas el llanto de la existencia

y nos das a beber de tu taberna

el oro que brota del corazón a tus labios

en órbitas bruñidas de la fe.

 

¡Madre! ¡Madre! perdóname:

No te r5egalo objetos ni dinero

por que no eres un ser comercial,

sólo quiero que recibas un beso

y una bendición celestial.

 

¡Madre! recibe el cariño de tu hijo

recibe lo poco que te puede dar,

para ti no hay recompensa

¡eres como las aguas del mar!

 

 

 

 

 

 

 

PARQUE DE LA FRATERNIDAD

 

 

¡Oh! Parque, Parque de amores

campo verde de Barranco, donde nace el Sol,

cuna que meses corazones de jardín

bajo las sombras de tus coposos árboles.

 

Ahí, bajo los pétalos de púrpura estela

vierten  la miel de labios de carmín,

bicectrizado en abanicos de perlas

guardas en tus entrañas aroma de jazmín.

 

Al frente, espumosas olas del mar

recuerdos que llevan y besos que quedan,

secan las hojas del olvido al clamar

por aquellos locos abrazos que vuelvan.

 

Chorrillos, (Agua Dulce)

Barranco y Miraflores

sentados en el malecón de plata,

adornado por el mar y el horizonte

tejes el corazón en tu panorama,

primicia matizado con aroma de nardo.

 

 

 

 

 

LA ROSA DE TU PECHO

 

 

Si eres paloma

¿Porqué en mi olvido no vuelves a mi balcón?

Si eres estrella

¿Porqué no vienes en mi oscura noche?

Si eres aurora

¿Porqué no me llevas en tu albor?

Si eres rayos de sol

¿Porqué no iluminas la oscuridad de mi corazón?.

 

Dile a la flor de tus manitas

me traiga el beso de tus labios

y aclare el misterio de mi alma

¿No sé?  si eres oro  o eres plata.

 

Traza tus ágiles pinceladas

con la silueteada postura

y dile a tus ojos que me miren

con la más blanca ternura.

 

 

 

Guarda en el cáliz de tus senos,

las llaves de tu secreta pasión,

pues con un solo verso abriremos

las chapas seguras de tu corazón.

 

Mira la luna, tu bella hermana

como vierte su pálida luz

Mírate al espejo tu aureolada melena

que undoso ¡Cuál ángel del azul!

adorna tu sonrosada cara.

 

Eres hada misteriosa, surgido

dentro de otros, que pasaron al olvido.

¿No comprendo? ¿No comprendo la rosa?

que ha brotado en tu pecho

de la noche a la mañana.

Pues,  ¿ahí ha nacido

o ha caído del cielo?

¡Ay! estoy confundido.

No sé, si es rosa o es clavel.

Pues, desgarra ese velo que oculta

a tu corazón en su miel.

 

Lima, 16 de Mayo de 1963.

 
 

 

 

 
MUERTO PENSAMIENTO

 

      Tul brumoso de la vida seca,

bramante cuerda de la horca,

cristales turbias sin alma

arrancas cerebros sin agua.

            

      Abriles muertos en la senda

de ayer y de hoy en la prenda

sin cuna, sin sol en la aldea

del muerto pensamiento.

 

      Auras de sangre sin azul

hamaca sin cuerda en el tiempo

quiebras los huesos de la idea

llevando acuestas sufrido ataúd

del muerto pensamiento.

 

  

     Bóvedas rotas se cruzan

estrellas de plata

bambolean sin luz

gimiendo en el ocaso

despiden la turba

del muerto pensamiento.

 

Cavernas huérfanas del odio

nefasto fuego de la tumba

cruje tus hierros en la cruz

          médula sin sabor tormento

                   del muerto pensamiento.

 

      Pétalo sin vida, sin aliento, sin color

 prado sin hierba  ni firmamento,

 arropa el manto horror

               del muerto pensamiento.       

 

Lima, 13 de Abril de 1964.

 


 

 

 

 
 
DESPEDIDA

 

 

Esta mañana, después de misa

una alegría fingió mi rostro;

en  mi Madre una blanca aurora

cruzo el ramillete de su brazo.

 

Cuando me acerque a la cesta

que portaba en su mano;

me ofreció el ramillete que llevaba

con sonrisa fría, muy fría me entrego.

 

Algo parlaban las paredes del hogar

unos zumbidos de moscas... ya muertas,

anunciaba los pasos de mi Madre a viajar

y en nuestros corazones lamentos sin callar.

 

 

Mi  Padre atareado arreglaba el equipaje

la casa y el huerto era un cementerio;

mis hermanos con pálidos semblantes

tristes esperaban, aquella hora del viaje.

 

La hora llego, las venas se arrancaron

unos brazos paternales llenos de amor

apretaron los nuestros y con un ¡Adiós!

se internaron en aquel camino... ¡Que dolor!.  

 

                                                           

TEMPESTAD

 

 

La franja negra de la noche

a rebosado al ambiente,

mi amada postrada en mis brazos

a rechazado a la muerte.

 

El ruido del verde campo

agonizaba en la tendida vertiente,

deslizándose gotas de lagrimas del cielo

sobre las cumbres del lejano horizonte.

 

Cuando vi tus  mejillas caerse

y tu figura moribunda

recostada sobre el verde follaje,

unas gotas de perlas muertas

surcaban tu pálida cara.

 

Amorosamente caían sobre ti,

en sueño confundido el panorama

que  besaste un día con frenesí

escondido en las venas del alma.

 

Leyendo pentagramas

con notas de tempestad,

trazadas en negras nubes

cenicientas de las calmas.

 

He  comprendido su intención

perdida en su dolor.

¡Vamos!

levántate  y camina

no quedarse en este río

que arrastra sin sabor la vida.

 

No soñaras con la musa

si piensas y sientes correrás,

correrás de sus manos

porque ya murió en la pradera el rocío.  

 

 

 

SILENCIO

 

 

Nube sin cielo

horizonte sin alegría

ríos sin sonidos

me parten el corazón.

 

Mi amor en el silencio

del sueño a mi conciencia

no sale más allá

de la oscura aflicción.

 

Mis ojos te miran

y te quieren hablar

pero, locos vuelven a caer

en el fango donde nació.

 

Flores sin  ternura,

Playas sin mar

naufragas mi alma

en un silencio

prohibido para hablar.

 

 

Desiertos sin perdón

cielos sin estrellas

rodean las veras

de la estancada pasión.

 

Amor prohibido

amor sin luz,

caerá en las nieblas

de un mundo gris.

 

Si adivinara mi amor

tus ojos hechiceros,

a tus manitas frescas

pusiera la flor.

 

 

 

 

RÍO SANTA

 

Ahí, en los recodos

de tus caudalosas aguas

ahí, murió las penas

de provincias enteras.

 

Cóndor Cerro deudor

de las vidas que se fue

teñidas en sangre y dolor

tus aguas sepultó para no volver.

 

Ahí, se quedó esa flor

cuyo nombre recuerdo

entre el silencio de las peñas

se perdió su clamor.

 

Una mañana...

Cuando menos pensaba

las aguas, las llevó

y entre las montañas

¡pobrecita!... ahí murió.

 

Al  pasar el puente

unas lágrimas rodó,

mirando al frente

en las aguas se quedó.

 

El Tren continuaba

su penoso recorrido,

el eco de los cerros

moría en el fondo del río.

 

Cuando pases por Chuquicara

no  olvides pallasquinita de beber

las aguas hechiceras del Santa

porque en ellas corren vuestro querer.

 

 

 



 

ÍNDICE

 

 

Noche

Brisas

Eslabón Pesado

Siento lo que Sufres

Adiós

Flor de Margarita

Hermanos Americanos

Pallasquina

Imperio de los Incas

Los Andes

Amada Mía

Porque Mueres Corazón

En donde estas Madre

Secreto de Mujer

Surco de Sangre

Tiempo

Cerros

Te Vas

Crepúsculo

Lima

Auroras que pasan

Lirios Secos

14 de Febrero

Madre

Parque de la Fraternidad

Tempestad

La Rosa de tu Pecho

Muerto Pensamiento

Despedida

Tempestad

Silencio

Río Santa